BabyPlanner

Consultores de maternidad y paternidad por Sira BellotMi Bio

Protectores solares para bebés

El sol puede ser nuestro aliado en el cuidado de los peques, y suerte de él que vitaminas como la D la obtenemos de forma […]

El sol puede ser nuestro aliado en el cuidado de los peques, y suerte de él que vitaminas como la D la obtenemos de forma natural simplemente saliendo a la calle. La cosa se complica cuando en la época de verano, con 35°C a la sombra, nos tenemos que dedicar a dar vueltas con el peque para que le de el sol, o simplemente decidimos salir para ir al parque, a comprar o de un lado a otro a continuar con nuestras rutinas. ¿Qué podemos hacer para proteger del sol a los más peques? ¿Es recomendable usar protector solar? ¿Qué tipo es el más recomendable?

Actualmente podemos encontrar todo tipo de protectores solares  en el mercado indicados para todo tipo de pieles, edades y necesidades. Sin entrar en especificaciones de algunas marcas, los podemos encontrar en crema, espumas, aceites, espráis y la última tendencia en aerosol, respondiendo a diferentes necesidades de los usuarios. Pero ¿Qué necesito yo para mi bebé?

Si bien los protectores solares se pueden usar desde las primeras edades del peque, hasta llegado a los 6 meses de edad aproximadamente no es recomendable usar ningún tipo de producto en la piel que no sea uno exclusivamente recomendado por la necesidad o recomendación de un especialesta. La piel durante esta primera edad acostumbra a ser excesivamente sensible a cualquier alteración, por lo que los productos que pongamos en ella, por muy naturales que diga la etiqueta que son, siempre nos predispone a una posible reacción o alergia infantil.

Para los peques y los no tan peques, el factor de protección recomendado es el igual o superior a 30 y vigilar que este sea de amplio aspecto, es decir que protejan del los rayos UVA y de los UVB. La melanina, que es el pigmento que se encuentra en nuestra piel aportando el color oscuro “moreno” en verano, se encuentra en cantidades inferiores durante la primera edad, por tanto necesitamos bloquear en la mayor medida posible estos rayos, para evitar quemaduras.

¿Cómo debemos aplicar los protectores solares?

Si finalmente consideramos que debemos poner protectores  a nuestro peque, o el especialista así nos lo ha recomendado, lo importante es seguir unas pequeñas instrucciones de sentido común, para efectuar la aplicación.

  1. Cubrir todo el cuerpo con él es muy importante.. Aun cuando pensemos que tenemos al peque untado por completo, aseguremos que las manos, la cara y los pies, también están protegidos. Muchas veces no tenemos presente que algo como las orejas, también se pueden exponer en exceso al sol y por tanto producirse quemaduras, los parpados y los dedos, también se suelen olvidar.
  2. Entre las 11h y las 17h si se trata de peques muy peques y algo menos para el resto, son horas de máxima incidencia del sol. Si nuestra intención es salir a dar una vuelta, ¿Qué tal salir fuera de estas horas, en lugar de intentar untar doblemente al peque?
  3. El agua, la arena, la nieve o las áreas pintadas de colores claros, son espejos que reflejan la luz solar y sus rayos, pudiendo afectar a nuestra piel de la misma manera. Tengamos esto en cuenta en el momento de decidir en el lugar que nos vamos a quedar un rato si vamos con el peque.
  4. Los protectores solares no son de efecto inmediato, como término medio empiezan a funcionar 20 minutos después de ser aplicadas, por tanto si queremos que nuestro peque vaya protegido en todo momento, tenemos que empezar la aplicación del protector 30 minutos antes de salir.
  5. Las nubes no protegen del sol, eso quiere decir que incluso si llueve tenemos riesgo de que el sol nos afecte.
  6. Por último recordar que los protectores no son eternos y una vez aplicados nos podemos olvidar, imaginar lo poco contentos que estarían con esto los fabricantes de este tipo de cosas. Cada dos horas y algo menos si estamos en contacto con el agua, se debe renovar la aplicación si queremos continuar estando protegidos.

El verano es sin duda la época en la que más tiempo de calidad acostumbramos a pasar con los peques y donde mejor que disfrutando de sol en cualquier rincón sin aglomeraciones, sin prisas y con una buena protección solar.

Sira Bellot

Consultora en maternidad y paternidad
BabyPlanner Barcelona

T. +34 93 275 31 82

Comentarios