Ciberderecho

Un ciberproblema, una solución por Álvaro ÉcijaMi Bio

Conceptos básicos para entender internet: la ciberapología de la violencia

En internet hay muchas conductas que están prohibidas en casi todas las webs y redes sociales, pero que sin embargo continúan produciéndose a diario sin […]

En internet hay muchas conductas que están prohibidas en casi todas las webs y redes sociales, pero que sin embargo continúan produciéndose a diario sin que aparentemente se puedan combatir de forma eficaz. Hoy os quiero hablar de una de ellas, de la llamada ciberapología o enaltecimiento de la violencia o el terrorismo, que también se puede llamar ciberdefensa de la violencia.

Esta conducta consiste en lanzar y publicar discursos o declaraciones en favor de acciones polémicas, delictivas o violentas, alabándolas y defendiéndolas, de forma que se llega a justificar incluso su uso en determinadas situaciones y se incita a actuar de esta manera.

Ejemplos de la ciberapología se pueden encontrar a diario, como los escándalos recientes de los titiriteros detenidos en Madrid, o la polémica por la muerte del torero Víctor Barrio. Por lo que es algo muy frecuente.

Internet se se convierte con esta conducta en el principal canal de comunicación y escaparate para los mensajes que estas personas lanzan. Consiguen así llegar a un público mucho más amplio que por otros medios tradicionales.

La ciberapología tiene mayor voz y repercusión en las redes sociales, donde los mensajes se pueden extender con más facilidad a través de las cadenas de contactos, como en Twitter o Facebook, aunque también suelen encontrarse en foros temáticos o blogs.

Los elementos clave de esta conducta, que puede tener muchos niveles de gravedad son:

  • La promoción y defensa de actos violentos, celebrando atentados, agresiones o crímenes.
  • La humillación y desprecio a las víctimas que acompaña a estos mensajes, justificando muchas veces lo ocurrido
  • Y por último el iterés en la mayor difusión posible del mensaje: buscar la viralidad y provocar a los que reciben ese mensaje.

¿Y para luchar contra ella? Cada vez es más fácil detectar estos comportamientos en las redes sociales, y cada vez es más sencillo también denunciar a tiempo estos contenidos para que no se extiendan. Todos tenemos a mano los botones de denuncia de usuarios, publicaciones y páginas en las redes sociales, y solo con la colaboración de todos los usuarios de internet será posible la eliminación de estos comportamientos.

Espero que os haya resultado interesante,

Álvaro Écija
www.ciberderecho.com

Comentarios