Ciberderecho

Un ciberproblema, una solución por Álvaro ÉcijaMi Bio

¿Te atreves con las compras online? aprende a evitar problemas

Ya os he hablado en alguna ocasión del Phishing, la conducta en la que los ciberdelincuentes se hacen pasar por empresas fiables para conseguir información privada como […]

Ya os he hablado en alguna ocasión del Phishing, la conducta en la que los ciberdelincuentes se hacen pasar por empresas fiables para conseguir información privada como nombres, contraseñas o datos bancarios de sus usuarios.

Quería contaros que, hace poco tiempo, yo mismo recibí un correo electrónico engañoso que trataba de robar mis datos. En este caso fue un correo electrónico que decía ser de PayPal, la famosa plataforma de pago que funciona como una billetera electrónica.

El mensaje comunicaba que una nueva dirección de correo había iniciado sesión en mi cuenta y se había asociado a mi tarjeta de crédito. Seguidamente se indicaba un enlace web al que podía acceder para iniciar sesión y eliminar esa supuesta dirección de correo que acababa de añadirse a mi tarjeta. Ese enlace era falso y llevaba a una web en la que, seguramente, al incluir los datos de la cuenta, robarían la información de mi tarjeta de crédito.

Las amenazas de Phishing son constantes: cada mes, incluso cada semana, se descubre un nuevo intento (que muchas veces consigue su objetivo) de engaño a las personas y de robo de datos personales.

El Phishing suele llevarse a cabo mediante correos electrónicos o mensajes al móvil, por los que los ciberdelincuentes se hacen pasar por empresas conocidas como Mercadona, PayPal o Netflix y engañan a sus usuarios para que inicien sesión o aporten datos y así robarles su información.

Con mensajes como estos, los ciberdelincuentes consiguen asustar a los usuarios, que creen que sus datos están en peligro. Es entonces cuando iniciarán sesión sin comprobar si la web es segura y regalarán a los ciberdelincuentes su cuenta y contraseña sin ningún impedimento.

Como podéis ver, estas ciberamenazas existen y se dan continuamente, por lo que es muy importante que sepáis diferenciar qué tipo de mensajes son Phishing para poder evitar ser víctimas.

A continuación, os dejo algunos consejos:

1.     Leed con atención el contenido del mensaje antes de pulsar algún enlace o rellenar cualquier formulario. Es muy probable que el texto del mensaje esté mal escrito, ya que este tipo de conductas se llevan a cabo en países extranjeros que desconocen los idiomas y usan un traductor automático que genera fallos gramaticales. Las cuentas oficiales no suelen cometer faltas de ortografía.

2.     Comprobad la información de la dirección de correo del remitente, que aparece en el propio correo electrónico. Los correos de Phishing se envían desde direcciones de correo no oficiales. Una dirección oficial, puede ser, por ejemplo servicio@paypal.es. Una falsa, ahssham@supportaccount.com.

3.     Entrad en la web oficial y comprobad, introduciendo vuestra cuenta, si es verdad o no lo que se os comunicaba en el correo electrónico. Nunca desde el propio mensaje.

4.     Si tenéis dudas, podéis contactar con la propia web y preguntarles acerca del correo que habéis recibido. Ellos os dirán si es o no verdad y podrán tomar medidas para combatir esta ciberamenaza.

Además, os recomiendo que cuando recibáis algún mensaje de este tipo cambiéis vuestras contraseñas, siempre desde la página web oficial. Es mejor prevenir a tiempo.

Esta de PayPal es una modalidad de Phishing, pero puede haber muchas más, de cualquier empresa y con cualquier tipo de mensaje. Por ello, es muy importante que tengáis precaución a la hora de aportar vuestros datos en cualquier página web.

Como siempre, os recomiendo que toméis las medidas que podáis para evitar caer en ciberproblemas como este. Es muy importante que estéis concienciadas y advirtáis a vuestros conocidos de estas amenazas. Cuanto más informados, más protegidos estaremos.

Un saludo,

Comentarios