Ciberderecho

Un ciberproblema, una solución por Álvaro ÉcijaMi Bio

La peligrosa moda de subir vídeos mientras conduces

Seguramente tengáis una cuenta en Facebook o en Instagram. Si no, seguro que conocéis a alguien que tenga una (o las dos). El uso de […]

Seguramente tengáis una cuenta en Facebook o en Instagram. Si no, seguro que conocéis a alguien que tenga una (o las dos). El uso de estas redes sociales no para de crecer, y cada vez son más los usuarios que publican sus actividades diarias, sus costumbres y los lugares a los que van, para que sus seguidores lo vean.

Cada persona decide qué publicar y qué datos compartir con sus seguidores y de ello depende su seguridad personal y su privacidad. Siempre os advierto de los peligros que significa para vuestra seguridad lo que publiquéis en Internet.

Sin embargo, la moda que están adoptando los usuarios de estas redes sociales, principalmente Instagram, ha sobrepasado los límites de la seguridad, ya no solo en el ciberespacio, sino que también en la “vida real”.

Esta peligrosa costumbre de la que os hablo es la de compartir vídeos o fotos en el coche, mientras se conduce, apuntando al indicador de velocidad, a la carretera, a la radio o incluso selfies del propio conductor.

No hace falta que os diga que esta moda implica un grave peligro para el que la hace y para el resto de conductores, ciclistas o peatones que se encuentren en la calle en el momento de la grabación. El uso del teléfono móvil mientras se conduce está prohibido por los grandes peligros que conlleva. Pero aún más peligroso es usarlo para grabar una conducción superando extremadamente el límite legal de velocidad. Esto, además de generar un peligro, también implica graves consecuencias legales.

Hace unos días, la Policía Nacional anunció la detención de un joven por grabar un vídeo conduciendo a más de 200 kilómetros por hora y después subirlo a su cuenta de Instagram. El vídeo comenzó a expandirse entre los usuarios, y llegó a manos de las autoridades, que tras una investigación consiguieron averiguar la identidad de la persona y detenerle por un delito contra la seguridad del tráfico.

Es muy importante que no realicéis este tipo de actuaciones, que al final no aportan nada a nadie y pueden poner en gravísimo peligro vuestra vida y la de los que os rodean, además de abarcar las consecuencias de cometer un delito. Por ello, es posible que, en un futuro no muy lejano, estas conductas estén prohibidas en las redes sociales y puedan llevar a la eliminación o cierre de perfiles.

 

Un saludo,

Comentarios