Ciberderecho

Un ciberproblema, una solución por Álvaro ÉcijaMi Bio

Vacaciones para vosotras, no para vuestra ciberseguridad

El verano y el calor ya están aquí, y lo único que todos queremos es irnos lejos, desconectar y descansar.  Pero si lo pensáis bien, […]

El verano y el calor ya están aquí, y lo único que todos queremos es irnos lejos, desconectar y descansar.  Pero si lo pensáis bien, desconectar no es la palabra correcta viendo el constante uso que le damos a nuestros móviles, tablets y todos los infinitos dispositivos conectados que se vienen con nosotros a todas partes y nos permiten usar el GPS, buscar restaurantes y hacer fotos y publicarlas en las redes sociales o enviarlas a amigos o familiares.

Pero para estar conectadas necesitáis Internet y es posible que con vuestra tarifa de datos móviles no tengáis suficiente en todo el verano. Es por eso por lo que podéis caer en la tentación de conectaros a redes Wifi abiertas de aeropuertos, hoteles, restaurantes, centros comerciales u otros lugares que visitéis en vuestros días de descanso.

Esta actuación puede parecer inofensiva, pero en realidad está poniendo en peligro vuestros datos personales, porque acceder a la información de los dispositivos que se conectan a la red es una tarea muy fácil para los ciberdelincuentes.

Aún más peligroso será cuando no solo os conectéis para echar un vistazo o subir fotos a Instagram, sino que realicéis compras online o enviéis imágenes o datos importantes a vuestros contactos. Si accedéis a la red Wifi pública para realizar compras por Internet e introducís la información de la tarjeta de crédito, ésta podría quedar al descubierto y sería muy fácil acceder a la cuenta bancaria para cualquiera. Por ello, es muy importante que, de vacaciones, realicéis nuestras compras mediante la conexión a la red de datos de vuestro propio operador móvil.

Lo mismo podrá ocurrir con otro tipo de datos, como vuestras contraseñas de plataformas de redes sociales en las que iniciéis sesión, por lo que lo mejor será hacerlo también con la conexión de datos móviles.

No olvidéis que el ciberacoso se multiplica en verano. Os recomiendo que os lo penséis mejor antes de subir fotos en bañador o de menores de edad a vuestras redes sociales. Nunca sabemos a quién llegarán y lo que podrán hacer con ellas.

Aunque nos vayamos de vacaciones no podemos olvidar que los peligros siguen existiendo, incluso aún más que el resto del año. Así que todas las prevenciones que tomemos nunca estarán de más.

Un saludo.

Comentarios