Ciberderecho

Un ciberproblema, una solución por Álvaro ÉcijaMi Bio

El tiempo pasa, pero el Phishing no piensa marcharse

Los ataques de Phishing no dejan de repetirse en todas las versiones. Esta forma de ciberdelincuencia, es una variante de la estafa. Consiste en la […]

Los ataques de Phishing no dejan de repetirse en todas las versiones.

Esta forma de ciberdelincuencia, es una variante de la estafa. Consiste en la suplantación de identidades de personas o empresas, con el objetivo de engañar y conseguir datos de los usuarios, por ejemplo el número de la tarjeta bancaria.

La forma usual de cometer este ciberdelito, es mediante el envío de enlaces por correo electrónico, webs o apps. Éstas, redirigen a los usuarios a otras páginas con formularios en los que introducen sus datos personales, cuentas o contraseñas, engañados pensando que se trata de la real página web de la empresa. Consiguen aparentar proceder de la empresa realmente, ser fuentes fiables.

Estas oleadas de ataques han sido muchas veces motivos de noticia y alerta. Una de las últimas empresas víctima de estos ataques fue Endesa hace pocos días. La empresa advirtió a sus clientes que no confiaran en un email que informaba de problemas con el cobro de facturas y pedía el número de tarjeta de crédito para solucionarlos.

Ahora, y no por primera vez, vuelve a ser la plataforma de películas y series Netflix. La Policía Nacional, en su Twitter, ha advertido de la cadena de correos electrónicos que amenazan con suspender la cuenta de los usuarios por problemas al realizar los cobros. De esta forma, los usuarios, asustados, introducen su información en el enlace del email, introducen los datos de su tarjeta de crédito y abren, literalmente, su cuenta bancaria a los ciberdelincuentes.

Es posible que evitéis este tipo de ciberataques. Principalmente, os aconsejo que si recibís algún correo electrónico de este tipo, comprobéis la dirección de email con la que ha sido enviada. Las empresas, normalmente tienen una dirección de correo electrónico que no termina en los famosos @gmail.com o @outlook.com, sino que terminan en el nombre de la empresa, por ejemplo: (nombre)@netflix.com.

Asimismo, es importante que recordéis que las empresas nunca piden datos de tarjetas de crédito en los correos electrónicos. Siempre que recibáis algún email que solicite datos, contraseñas o números de tarjeta, debéis sospechar de que sea Phishing.

Siempre os advierto de este tipo de peligros. Pensamos que nunca nos tocará a nosotros, pero nunca se sabe si algún día podremos recibirlos y ser engañados, lo que provocará grandes disgustos.  Mejor prevenir y andarse con cuidado.

Un saludo,

Comentarios