Mens Sana In Corpore Runner

Por Patxi CastañosMi Bio

6 razones para saltar del sofá y empezar a correr

Son muchos los motivos que se me ocurren para empezar a correr. Algunas de vosotras seguramente empezasteis a correr para cuidar vuestra línea, porque lo hacían […]

Son muchos los motivos que se me ocurren para empezar a correr. Algunas de vosotras seguramente empezasteis a correr para cuidar vuestra línea, porque lo hacían vuestras amigas o vuestra pareja, por motivos de salud, por una promesa, e incluso por una apuesta. Fuera por la razón que fuera, aquellas que salís a correr cada semana… ¡Enhorabuena! Estáis haciendo algo bueno por vosotras, así de sencillo.

Para aquellas otras que alguna vez lo habéis pensado y no os habéis decidido, hoy os vamos a dar varias razones para que saltéis del sofá.

Empezar es sencillo

Sin ninguna presión, sin pensar en distancias, simplemente intercambiando unos pocos minutos de paso ligero con unos pocos trotando, controlando vuestra pisada, y sintiendo el esfuerzo que hacen vuestras piernas pero sin llegar a jadear como un perrito. Tranquilas, ya os contaré con detalle cómo empezar, y ya llegará el momento de poneros rojas, rosas e incluso moradas si os apetece… 🙂

Se adapta a tu forma de vida

Si eres de las madrugadoras podrás salir a correr a primera hora de la mañana antes de ir a trabajar, al mediodía en tu gimnasio sobre la cinta de correr, o a la tarde-noche antes de cenar para abrir el apetito.

Cuando viajes por trabajo podrás llevarte contigo tus zapatillas, salir a correr allá donde estés y descubrir las ciudades desde otro punto de vista.

Es barato

Para empezar sólo necesitáis unas zapatillas. Seguro que habéis oído algo sobre tener pisada pronadora, supinadora o tener pisada neutra, pero además la zapatilla correcta dependerá de si tenéis el pie plano o mucho arco plantar (cavo), de vuestro peso, ritmo de carrera, etc. Por tanto, os recomiendo que al menos los primeros pares de zapatillas los compréis en una tienda especializada.

Lo siguiente es que si queréis estar guapas en vuestros “selfies” pidáis a alguna de vuestras amigas que os acompañe una tarde de compras: un par de pantalones o mallas ajustadas y camisetas cómodas, sujetadores para correr, y quizás una sudadera o cortavientosNo olvidéis comprar 2 ó 3 pares de calcetines específicos para correr; los de ovejitas y gatitos que os gustan tanto es posible que no sean los mejores 😉

Haceros con unos auriculares deportivos para escuchar vuestra música favorita, y descargaros alguna de las muchas aplicaciones de running en vuestro smartphone.

Hazlo por tu salud física o por cuidar tu línea

Es uno de los deportes que más calorías te permitirá quemar (y más grasas al ritmo adecuado) y te ayudará a eliminar toxinas mientras bebes más agua de lo habitual. Esos caprichos que te sueles dar en las comidas o en las cenas con tus amigas, ¡te sabrán mejor que nunca!

Además, hay multitud de estudios científicos que han demostrado sus efectos sobre la salud: alarga tu esperanza de vida, previene la aparición de determinados tipos de cáncer como el de mama, o de enfermedades tan importantes como la osteoporosis.

Tu cabeza te lo agradecerá y tendrás unos minutos para pensar en ti

Os ayudará a eliminar el estrés, mejorar vuestra autoestima y os hará sentir bien. Practicar ejercicio os ayudará a segregar endorfinas que os harán sentir mejor.

Tendréis unos minutos para pensar en vosotras, en vuestras cosas, para valorar si estáis a gusto con lo que hacéis o si hay algo que queréis cambiar en vuestra vida. No será la primera vez que una de mis amigas ha tomado una decisión vital un día cualquiera mientras corría: cambiar de trabajo, de ciudad o país…

Diviértete sola o con amigos, y aprovecha para viajar

Bien sea sola o junto a tus compañeros de running, disfrutarás de carreras al aire libre, de la montaña, del sol e incluso a veces, de la lluvia.

Además es un buen motivo para recorrer las ciudades de tu país e inscribirte a cualquiera de las carreras populares que se celebran, o viajar a otros países para participar en pruebas históricas como la Maratón de Nueva York, Boston, Tokyo, Londres, etc.

En fin, espero que tan sólo hayáis leído dos o tres argumentos de esta publicación y estéis mirando modelos de zapatillas en Internet o le hayáis enviado un “whatsapp” a esa amiga vuestra que sale a correr cada semana para decirle que os apuntáis el próximo día.

Ya estáis un poco más cerca de empezar a disfrutar del running, y eso ¡nos encanta!

Comentarios