Corseteras en acción

Por las chicas de La CorseteraMi Bio
Pijama a la moda

El pijama: curiosidades y la nueva moda

Llegar a casa después de un largo día de estudio o trabajo y ponerte el pijama como primera tarea, seguro que más de uno y […]

Llegar a casa después de un largo día de estudio o trabajo y ponerte el pijama como primera tarea, seguro que más de uno y una hace esto todos los días. Y es que, los pijamas tienen ese “nosequé” que te hacen sentir más a gusto que nadie, que te hacen sentir como en casa duermas donde duermas.

La mayoría de nosotras solemos disponer de varios tipos de pijamas. Algunos pijamas que nunca nos pondríamos delante de nadie (este no puede fallar en nuestro armario, son los más cómodos sin duda) y además, el típico conjunto de pijama precioso y sexy que te pondrías delante de cualquiera para presumir.

Hace unos años, algunos famosos intentaron poner de moda salir a la calle con el pijama puesto, e incluso ir a fiestas con pijama ¡qué pena que no funcionase! Con lo cómodos que hubiésemos ido todos en pijama a trabajar, ¿verdad? Finalmente lo que sí que se ha puesto de moda son los vestidos lenceros. Vestidos que hace unos años hubiésemos utilizado como camisón, ahora los puedes encontrar en tus tiendas de ropa habituales ya que son perfectos para salir arregladas de casa.
Pero, ¿cuánto sabes realmente sobre el pijama?

Hace unos cuantos siglos, la función del pijama era simplemente abrigar, calentar las piernas durante la noche, pues no existía ningún tipo de calefacción. De ahí viene el nombre “paejama”; “pae” prenda para la pierna, y “jama” que significa ropa en hindú.

Posteriormente, hacia el S.XVII se convirtió en una prenda que solo podía permitirse la clase alta, ya que se empezaron a incorporar muchísimos detalles y se consideraban artículos de lujo. Poco a poco se fue haciendo popular por Europa y sobre todo mucho más asequible. A día de hoy, los encontramos con diferentes bordados, encajes, estampados y tejidos, además de una gran variedad de precios para elegir. ¡Nadie se queda sin su pijama!

Pantalones Pijama Promise
Pantalones Pijama Promise Pantalones Pijama Promise Conjunto Pijama y Bata Promise Pijamas lenceros de Promise Pijamas lenceros de Promise Pantalones Pijama Promise Pijamas lenceros de Promise Pijamas lenceros de Promise Pijamas lenceros de Promise Pijamas lenceros de Promise Pijamas lenceros de Promise Pijamas lenceros de Promise

¿Cuáles son sus ventajas?

Se habla mucho sobre las ventajas de dormir sin ropa, pero aun así los pijamas tienen bastantes puntos positivos frente a la ropa de calle. Existen muchos tipos de tejidos que son especialmente recomendables pues nos ayudarán a conciliar el sueño y a tener un mayor descanso. Tanto el algodón como la seda son tejidos ideales para pijamas ya que aportan un extra de suavidad, son transpirables y además con el movimiento de la noche evitan rozaduras e incomodidades. Y por supuesto, no hace falta comentar que siempre nos sentiremos mucho más calentitos en las noches de invierno. 🙂

¿Sabías que solemos pasar un mínimo de 8 horas en pijama al día? Por este motivo, debemos darle tanta importancia y cuidados como a la ropa interior. Es importante escoger un pijama adecuado, que no se ajuste totalmente al cuerpo y a ser posible que no esté hecho de materiales totalmente sintéticos, aunque en invierno sean inevitables.

Vamos a daros unos cuantos consejos sobre cómo y cuándo lavarlo:

Hay que tener en cuenta que dormimos con él cada noche, por lo que se aconseja lavarlo/cambiar de pijama cada semana. Se pueden producir infecciones al acumularse la suciedad y además conciliaremos mejor el sueño con un pijama que sintamos limpio, al igual que ocurre con las sábanas.

Si tu pijama es de algodón: podrás lavarlo en un programa de entre 60ºC y 90ºC, dependiendo si este tiene muchos colores o no (mira siempre la etiqueta).

Si es de de seda, hay que llevar más cuidado. Habrá que lavarlo a mano, con agua fría o tibia y con jabón neutro para evitar que se dañe el tejido.

Si es de tejidos sintéticos, tejidos polares, de franela, poliéster, etc. Se recomienda utilizar programas de no más de 60ºC ya que son tejidos más delicados y probablemente encogerán en el primer lavado.

Es importante que el pijama no se roce con otros tejidos para evitar enganchones. Si optas por meterlo a la lavadora, recuerda siempre lavarlo del revés

Esperamos que después de estos hayáis descubierto algo más de los pijamas y podáis dormir más tranquilas, ¡buenas noches!

Comentarios