Corseteras en acción

Por las chicas de La CorseteraMi Bio

Cómo debe ser tu sujetador durante el embarazo y la lactancia

Durante el embarazo y la lactancia nuestro cuerpo experimenta un cambio hormonal y físico importante. Dentro de ese cambio, el pecho es uno de los […]

Durante el embarazo y la lactancia nuestro cuerpo experimenta un cambio hormonal y físico importante. Dentro de ese cambio, el pecho es uno de los grandes afectados, ya que aumenta de tamaño y se prepara para poder alimentar a tu futuro hijo.

¿Debes usar un sujetador especial durante el embarazo y la lactancia? La respuesta es afirmativa para ambos casos.

Muchas mujeres creen que sólo necesitan un sujetador para lactancia, y se olvidan de que, durante el embarazo, su pecho también cambia y se vuelve más sensible.

 

Algunos puntos a tener en cuenta:

– La talla

Lo resaltamos y no nos cansaremos de hacerlo. Llevar la talla correcta de sujetador es fundamental para ir cómoda y que tu pecho no sufra.

Hay que fijarse en que no apriete demasiado o que quede flojo y no pare de moverse, que no deje marcas y, por supuesto, que nos abarque todo el pecho. Con los cambios hormonales y la preparación del pecho para la lactancia, es posible que tu pecho aumente y también lo hará tu talla, así que ojo y vigila que estés usando la talla correcta.

 

– Sujetadores de embarazo y lactancia ¿con o sin aro?

Durante el embarazo tienes más libertad a la hora de elegir un sujetador con o sin aro. Si eres de las que tiene el pecho grande, igual te sientes mejor siguiendo con los sujetadores con aro pero, recuerda, no tiene que pinzar el pecho por abajo no apretarte demasiado.

Durante el postparto lo mejor es, al menos la primera semana, usar sujetadores sin aro, ya que el pecho está especialmente sensible y se tiene que acomodar a la lactancia. Si decides usar sujetador para dormir, este tiene que ser, siempre, sin aros.

Durante la lactancia, ya depende de cada mujer, pero se recomienda que los primeros meses, a ser posible, se use un sujetador sin aros y, ya más adelante, volver a los sujetadores con aros.

 

– Durante la lactancia, búscate un sujetador funcional

Cuando hablamos de un sujetador funcional nos referimos a aquellos que son fáciles de desabrochar para poder dar de mamar cómodamente. Hay muchos modelos en el mercado y cada uno se adapta a las necesidades de una mujer.

El modelo más extendido es aquel que se desabrocha la copa por delante y da fácil acceso al pecho.

 

– Busca sujetadores de tejidos transpirables

Es fundamental que tu pecho respire, especialmente los primeros meses de lactancia, por lo que es necesario que busques con tejidos transpirables.

Los sujetadores de algodón son una opción infalible para ir cómoda y asegurarte que tu pecho transpire correctamente.

Comentarios