Corseteras en acción

Por las chicas de La CorseteraMi Bio

Los básicos no pasan de moda, 7 básicos que tienes que tener en tu armario

Hay productos de lencería básicos que, por mucho que pase el tiempo y cambien las modas, nunca van a sobrar en tu armario ¿sabes cuáles […]

Hay productos de lencería básicos que, por mucho que pase el tiempo y cambien las modas, nunca van a sobrar en tu armario ¿sabes cuáles pueden ser?

Sujetador liso de colores pastel

Todas necesitamos al menos un sujetador liso, sin encajes ni adornos, que podamos ponernos bajo prendas muy ajustadas donde se puedan marcar.

También es importante si ese sujetador es de colores pastel, como el rosa palo, el piel o tierra, amarillo o verde pastel, ambos claritos. Estos colores te permiten usarlo con prendas que puedan transparentar un poquito sin que se note demasiado.

Sujetadores sin tirantes

Para prendas con tirantes finos, transparentes o escotes difíciles, es importante tener un sujetador sin tirantes que te permita evitar enseñarlos. De esta manera puedes lucir escotes más atrevidos sin mostrar los antiestéticos tirantes.

Sujetador sin espalda o multiposición

Para prendas con grandes escotes traseros, o más pronunciados que una prenda estándar, los sujetadores sin espalda, ya sean de silicona o no, o los multiposición, pueden ayudar a lucir espalda sin preocupaciones.

Sujetador deportivo adaptado al tipo de ejercicio

Aunque pienses que no lo necesitas, tu pecho no opina lo mismo. Los sujetadores deportivos son un must-have, algo que debes tener en tu armario si piensas hacer cualquier tipo de deporte, desde yoga hasta aerobic.

Tu pecho, cuando vas a hacer deporte, tiene que estar especialmente recogido para evitar que los movimientos bruscos puedan dañarlo y aumentar el riesgo de sufrir pecho caído.

Braguitas o tangas sin costuras

Otra prenda obligatoria en tu armario son las braguitas o tangas cortadas al láser o sin costuras. Este tipo de braguitas, por su método de fabricación, permiten usar prendas muy ajustadas o con riesgo a que se marquen las costuras, sin preocupaciones.

No sólo no tienen dobles o costuras, sino que son muy cómodas y hay disponibles en diferentes tallas.

Ropa de baño

Ya seas de bikini o bañador, o de tankini y braguita de bikini, necesitas tener al menos una prenda de baño en tu armario.

Nunca sabes cuándo te va a surgir un evento donde tengas que usar ropa de baño. Hoy en día hay muchas marcas que hacen desde tallas pequeñas a grandes, con modelos variados y bonitos, para que puedas elegir el que más se adapte a tus gustos.

Pijamas o camisones

La ropa para dormir, aunque pueda parecer obvio, es un complemento indispensable. Ya seas de las que usan ropa deportiva desgastada, o de las que usa camisones de seda, los pijamas deben ser cómodos, transpirables y que te favorezcan el sueño.

Olvídate de ropa vaquera, por muy usada que esté, o con telas que piquen o costuras incómodas. Busca ropa de algodón o de tejidos más fresquitos y, preferiblemente, que te vaya algo holgado, para poder moverte sin tener que recolocarte el pijama continuamente.

Comentarios