Corseteras en acción

Por las chicas de La CorseteraMi Bio

Sujetadores para tí después de una operación de pecho

Después de una operación de pecho, es normal sentirse como que no eres tú, como que algo ha cambiado en tí y no sabes cómo […]

Después de una operación de pecho, es normal sentirse como que no eres tú, como que algo ha cambiado en tí y no sabes cómo volver a la normalidad.

El primera paso, es volver a sentirse cómoda contigo misma, para ello no sólo hay que volver a la rutina, hay que elegir cuidadosamente cómo vestirnos para volver a sentirnos nosotras mismas.

La lencería que uses después de una operación es fundamental, ya que el pecho está sensible y es posible que, los primeros días, no nos podamos mover demasiado.

Qué tipo de sujetadores necesito después de una operación

Durantes las primeras semanas es posible que tu médico te recomiende usar sujetador las 24 horas del día para mantener el pecho sujeto y que se mueva lo menos posible. En estos casos es recomendable elegir sujetadores sin aros, con telas transpirables y, sobre todo, sentirlos cómodos y de tu talla, no tienen que apretar ni quedar sueltos.

– Ortesis o bandas de comprensión

Es el sujetador ideal para poner justo después de la operación de pecho. Por su configuración permite que el propio cirujano te la ponga y ajuste para mantener tu pecho sujeto.

La confección del sujetador permite disminuir la inflamación tras la operación, fija los implantes si se trata de una operación de aumento de pecho, y evita la retención de líquido linfático.

Tienen velcro en los tirantes, o cierres fáciles de ajustar a la forma de tu cuerpo, especialmente la del pecho. Facilita la recuperación manteniendo el pecho sujetado e inmovilizado.

– Sujetadores con cierre delantero

Los sujetadores que se cierran por delante te permitirán no tener que mover mucho los brazos, y por tanto notar el pecho tirante o dolorido.

Son muy cómodos, tienen diferentes tipos de cierres, con corchetes, botones, cremallera o velcro, que permiten ajustarse a tus necesidades.

Suelen estar compuestos de telas como el algodón, que permiten que tu pecho transpire y está especialmente indicado para pieles muy sensibles.

No están únicamente indicados para postoperatorios, muchas mujeres con movilidad reducida en los brazos, o por simple comodidad, deciden usar este tipo de sujetador, ya que les permite aborchárselo ellas mismas sin necesidad de pedir ayuda.

– Sujetadores protésicos

Una vez superado el periodo postoperatorio, es hora de volver a la normalidad y añadir a tu armario sujetadores que realcen lo máximo posible tu pecho.

En el caso de los sujetadores protésicos, suelen incluir pequeñas ranuras en la copa para añadir las prótesis en el caso de ser necesario.

Tanto si llevan aros como si no, son sujetadores muy blandos y flexibles, que permiten sujetar el pecho sin comprimirlo. Suelen llevar una fina capa de foam en la copa para evitar que se marquen las prótesis y redondear el pecho para darle una forma bonita y natural.

Muchas mujeres con el pecho desigual, con un pecho bastante más grande que el otro, deciden usar este tipo de sujetadores para hacerlos visiblemente más simétricos.

Las chicas de laCorsetera

Comentarios