Corseteras en acción

Por las chicas de La CorseteraMi Bio

Pecho caído, como evitarlo o disimularlo

Ya sea porque tengas mucho pecho, por cambios de peso o por genética, es posible que tu pecho esté caído. También es posible que las […]

Ya sea porque tengas mucho pecho, por cambios de peso o por genética, es posible que tu pecho esté caído. También es posible que las malas prácticas diarias causen que el peso empiece a mostrar signos de caerse.

¿Qué se puede hacer para evitar o disimular un pecho caído?

En muchas ocasiones, una buena prevención puede evitar sufrir de pecho caído.

Cuida la postura

Encorvar la espalda, o andar encogida puede propiciar la caída del pecho. Cuidar tu higiene postural no solo evitará la caída, sino que reducirá las molestias de espalda, especialmente si tienes mucho pecho.

Usar un sujetador incorrecto

Usar un sujetador que no te recoja bien el pecho fomenta la flacidez del pecho. Sabes cuando no es tu talla porque no te recoge bien el pecho y tienes que estar poniéndolo en su sitio constantemente, o porque no te abarca bien el pecho o te sobra copa.

La altura de los tirantes también es fundamental. Llevar los tirantes muy sueltos reduce la sujeción del pecho y por tanto, fomenta la caída.

Usar sujetador deportivo adecuado

Cuando vayas a hacer deporte, tengas el pecho grande o pequeño, es muy importante usar sujetador deportivo. Además, tienes que elegir uno con un nivel de sujeción adaptado al deporte que vayas a practicar. Si vas a practicar varios deportes, elige el que tenga la mayor sujeción.

Evita cambios de peso bruscos

No cuidar la alimentación o sufrir cambios de peso muy bruscos es uno de los principales factores para un pecho caído.

Si quieres perder peso, hazlo de manera progresiva y con ayuda de un nutricionista, que te dará trucos para evitar al máximo la caída de peso.

Practica deporte

Hacer ejercicios específicos en la zona de los pectorales fortalece los músculos de la zona y evita o reduce la caída de pecho.

Uno de los mejores deportes para fortalecer esa zona en concreto es la natación. También puedes hacer rutinas de pesas centradas en esos músculos.

Baños de agua fría

Aplicar agua caliente en la zona del escote es lo peor que puedes hacer si buscas tener un pecho firme. Si no eres capaz de darte duchas completas de agua fría, aprovecha los últimos minutos de la ducha para aplicarle un chorro de agua fría en la zona y hacer masajes circulares en el pecho. De esta manera, se te activará la circulación de la zona y realzará el pecho.

Elige un sujetador que realce

Si ya tienes el pecho caído y no ves forma de recuperar su firmeza, prueba a usar sujetadores que tengan algo de push up en la parte inferior para realzar el pecho y lucir escote.

Los modelos con relleno simple o foam también son una opción para darle una forma más bonita al pecho. Lo redondean, evitando la forma caída, y te permiten volver a usar escotes más atrevidos.

Otra elección para disimular el pecho caído es elegir sujetadores que no separen el pecho, sino que lo junten. Al separar el pecho se nota mucho más la flacidez.

La importancia de los complementos

Usar complementos que lleven la atención a otros puntos de tu cuerpo permite disimular un pecho caído. Unos bonitos pendientes, adornos del pelo y escotes no pronunciados resaltarán otras partes de tu cuerpo.

Los escotes redondeados son tus grandes aliados en estos casos.

Las Chicas de laCorsetera.com

Comentarios