El blog de Ivonne Reyes

Mi Bio

Si pudiéramos comprar el tiempo…

Solemos decir ¡qué rápido se nos va el tiempo! pero ¿qué hacemos mientras nos quejamos por los días que se nos van? Sabemos que el […]

Solemos decir ¡qué rápido se nos va el tiempo! pero ¿qué hacemos mientras nos quejamos por los días que se nos van? Sabemos que el tiempo no lo venden, no vuelve, que un día son 24 horas de las cuales aprovechamos entre 16 y 18 horas. Y aun así, a veces nos damos el lujo de desperdiciarlo. Ahora bien, cada uno tiene sus tareas y establece sus prioridades. Pero una de las cosas que me he prometido a mí misma, (quizás a ti te pase lo mismo) es dejar de hablar con gente que te llama para quejarse insufriblemente de la vida, y no solamente de la suya, sino de la vida de los demás. Claro, es más fácil que ocuparse de la propia.

Hay un momento, en que sería interesante y enriquecedor parar un poco y tomar un tiempo para navegar dentro de tu ser, para saber dónde y cuándo nos equivocamos, para conocernos más, querer tomar el control de nuestras emociones y sentimientos.

 

 

¿Cómo podemos aprovechar el tiempo?

  • Agradece cada día, agradece cada instante. Sé consciente del momento presente. Pon tus mejores energías y vibras en lo que haces ahora. Del pasado se aprende, y mucho, pero, recuerda que ni tú cabeza, ni tus recuerdos, ni las malas experiencias, hacen que te mantengas en el presente sino en lo que fue. Dejar ir esos pensamientos, practícalo. Y cuando te topes con personas, familia, amigos, exparejas que te hagan por instantes, volver atrás, sé lo suficientemente firme, para no entrar en un bucle absurdo del pasado. Aprende a decir NO, aprende a no escuchar lo que ya para ti es un capítulo cerrado.
  • Llora si te sientes triste, pero, no te dejes arrastrar por la pena. Desahógate, ocúpate de tus asuntos, antes de arreglar la vida del resto, empieza por ti. Ríe hasta que te duelan los abdominales, mírate al espejo y regálate una sonrisa, haz un viaje en tu vida. Reconoce tus triunfos, siéntete orgulloso(a) de ti, aprende a tocar, abraza a la gente que amas.
  • El tiempo pasa, no vuelve, dile a tus padres lo mucho que les quieres, agradéceles con amor. Nunca somos conscientes, de lo mucho que hacen por nosotros. Si no es así, aprende a perdonar, no te cargues de energías densas, cada uno, al fin y al cabo, tiene su propia historia.
  • Intenta no juzgar, eso desgasta, te hace feo, fea. Acepta a las personas como son. No significa, que tengas que tenerlas a tu lado si no estás a gusto. Escoge quiénes te brinden fuerza, optimismo, risas, charlas en las que te veas reflejado y puedas aprender.
  • Todos somos espejo de alguien, crece, baila, cuídate, observa como respira.
  • No corras, realiza tus sueños, realiza tus planes, pero no te agotes. He logrado comprender que no dan medallas por mostrar al mundo que estás en una continua carrera. Da la impresión, de que si no te sientes agotado o si no te quejas, no eres responsable.
  • Disfruta cada instante, duerme, cocina, lee. Regálate momentos de no hacer nada. No olvides, que también nuestro sistema biológico, nos indica cuando debemos parar.
  • Escucha a tu cuerpo, escucha tu corazón, esta vida es un viaje en tren, algunos, se bajaran en muchas estaciones antes que la tuya, aprende a continuar en el tren de la vida, aprende a decir adiós a los que se bajaron y a seguir disfrutando del viaje hacia adelante. Tú eres tu mejor y más fiel compañía.

¡Buen viaje mi gente! ¡Sé feliz y aporta felicidad!
Recuerda… el tiempo no vuelve… vive tu presente, el futuro es… AHORA

Ivonne Reyes.

Colabora:
Clairet Reyes @clairetreyes

Podéis visitar mi web: www.ivonnereyes.es
Twitter: @ivonnereyest
Facebook: Ivonne Reyes
Instagram: @ivonnereyest
Periscope: @ivonnereyest
Snapchat: Ivonne.reyest

Comentarios