El blog de Ivonne Reyes

Mi Bio

¿Por qué solemos evadir lo que sentimos?

Para poder evolucionar, el reconocer y transitar nuestras emociones y sentimientos es muy importante. Lo normal es reconocer cuando estamos felices, pero cuando sientes dolor, […]

Para poder evolucionar, el reconocer y transitar nuestras emociones y sentimientos es muy importante. Lo normal es reconocer cuando estamos felices, pero cuando sientes dolor, rabia, celos, incomodidad por lo que sea, es más difícil reconocer o aceptar esas emociones negativas.

Aprender a conocernos es parte de una tarea pendiente que deberían dar desde la escuela infantil. Por suerte, ya existen países donde esto se está llevando a cabo. Ser más sinceros con nosotros mismos, nos hace tomar la responsabilidad de asumir tus emociones. Si estas triste no salgas huyendo, no trates de taparlo con ruidos externos, para que no duela. Deja salir esa tristeza, dolor, rabia, impotencia… Según el “I Ching” (CAROL K. Anthony) se le llama “Ego” ¿por qué? Porque estamos acostumbrados a tener que ser los fuertes, porque es más “inteligente” decir que somos liberales, “open-minded” (abiertos de mente), porque decir que eres celoso (a) es sinónimo de debilidad.

El mantener una careta continuamente nos agota. Nos envolvemos como la cebolla, con muchas capas para no llegar al corazón, y eso no nos deja fluir. Ser políticamente correcto, o quedar bien (bien queda), te lleva a tener que aparentar aquello que no eres, o no sientes continuamente, logrando no crecer como persona. Si no tenemos una relación de sinceridad con nosotros mismos… ¿cómo vamos a poder tenerla con los demás?

Sincerarse ¡atención! no significa que te tenga que hacer daño, hay formas y formas de decir las cosas, intenta ser consciente… Cuando quieres decir “no” o “no me gusta”, “tengo miedo”, “estoy incomodo(a)” revisa desde dónde hablas, ¿desde la razón o desde el corazón? Al final, todo se trasmite, puedes pintar una bonita historia desde la razón, y ten por seguro que jamás convencerás, es lo que llamamos feeling, piel. Para poder avanzar cada día, ojalá pudiéramos ser como el Dalai Lama pero es muy difícil, a menos que te apartes de la realidad y de tus compromisos terrenales… se trata, familia, de buscar la armonía de respetarte y respetar a los demás.

Como siempre te deseo una feliz vida, y espero tus comentarios aquí debajo en el blog.
Y por supuesto recuerda, que me puedes dar sugerencias para temas nuevos.

Un abrazo.

Ivonne Reyes
#IR

Colabora:
Clairet Reyes @clairetreyes

Podéis visitar mi web: www.ivonnereyes.es
Twitter: @ivonnereyest
Facebook: Ivonne Reyes
Instagram: @ivonnereyest
Periscope: @ivonnereyest
Snapchat: Ivonne.reyest

Comentarios