El Blog de Marian Frías

Psicóloga, sexóloga y coachMi Bio

Concentración y Placer

“Coge aire por la nariz, cuenta mentalmente hasta 6, para y manténlo un segundo; suelta el aire por la nariz, vacíate contando de nuevo hasta […]

Coge aire por la nariz, cuenta mentalmente hasta 6, para y manténlo un segundo; suelta el aire por la nariz, vacíate contando de nuevo hasta 6, para, por un segundo”.

Mucho se habla de la necesidad de aprender a vivir EL AQUÍ Y EL AHORA, el momento presente, estando en mí mismo. Aprender a estar donde estamos, a sentir lo que sentimos y a disfrutar de lo que nos sucede en ese momento, es poner el foco en el mundo de los sentidos. Sentimos todo el rato, pero en la mayoría de las ocasiones, no nos damos cuenta de millones de potenciales momentos de placer que se nos van, porque ni siquiera los hemos visto, ni olido, ni acariciado, ni saboreado, ni oído… el ruido y la niebla nos cierran las puertas del placer.

Nuestra mente está muy acostumbrada a viajar adonde quiere, y en muchas ocasiones, sin orden ni concierto, saltarina, se distrae y cambia de pensamiento. El placer y el orgasmo, tienen mucho que ver con aprender a parar y a tomar conciencia de qué sentimos; mejor dicho, de lo que estamos sintiendo y darle una guía de ruta para que se mueva en dirección de lo que queremos sentir.

A qué huele, a qué sabe, cómo es su tacto, la temperatura, la humedad, la velocidad y el ritmo. Poner nuestra mente en el momento, donde la mentalización y la concentración ganen la carrera a la rápida tendencia a la distracción. Esta es una de las claves del placer. Como cualquier habilidad requiere de intención, atención y constancia.

Te propongo el siguiente ejercicio: enciende una vela, baja la intensidad de las luces de tu alrededor, y dedícale dos minutos a observar su llama, cómo sube, cómo baja, cómo cambia de color, su tintineo. Cuando aparezca cualquier otro pensamiento no lo cojas, deja que se vaya como si de una nube en movimiento se tratara, que se aleje sin molestar. Practica a diario.

La concentración y la mentalización son dos de los grandes aliados del placer…

¿A qué esperas? Yo acabo de encender mi vela.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com

Comentarios