El Blog de Marian Frías

Psicóloga, sexóloga y coachMi Bio

Mejor prevenir que curar

Otro año más, empezamos a sacar los bañadores, las sandalias y la ropa de verano, y pensamos : ¡¡tenía que haberme puesto a dieta e […]

Otro año más, empezamos a sacar los bañadores, las sandalias y la ropa de verano, y pensamos : ¡¡tenía que haberme puesto a dieta e ir al gimnasio antes!!
Pues con la pareja nos pasa un poco igual. Por fin vacaciones, más tiempo libre que compartir, poder charlar sin prisa de nuestras cosas, tiempo para darnos esos arrumacos para los que siempre estamos cansados, pero cuando nos miramos al espejo del otro, a veces las cosas no son tan así, si miramos en nuestro interior. A veces no se me ocurre que hacer, he perdido la cuenta y las ganas de hacer el esfuerzo para decirte las cosas no urgentes pero importantes, a veces aparecen más discusiones de las esperadas… es cuando muchas parejas piensan, hablan o sienten la palabra CRISIS.

No es casual que una de cada tres separaciones o divorcios se produzcan en septiembre, coincidiendo con el fin de esas ansiadas vacaciones.
Por eso, vamos a prevenir antes de curar. Dieta milagro. Todos sabemos que las dietas milagro aunque no sean muy efectivas, a corto plazo nos hacen sentir un poco mejor, y eso es lo que nos puede animar, para seguir haciendo bien las cosas, en el próximo año.

Desayuno: ponte el despertador 10 minutos antes, y dedícalos a crear tu maravilloso día en voz alta con tu pareja. Todo esto con unos mimos y unos cuantos besos

Media mañana: una fruta fresca, pensando un plan para el fin de semana

Comida: manda unos mensajes llenos de picardía y deseo a tu pareja. Fantasea un rato

Merienda: toca ir a tomar un café contigo mismo para pensar en las cosas que te gustan y te hicieron elegir a tu pareja. Apúntalas en una servilleta

Cena: mejor dicho, antes de cenar si es posible, toca comer algo rico y sustancioso, pero un solo plato. Sesión de caricias, pues sólo caricias. Sesión de sexo oral, pues solo sexo oral. Sesión de … pues solo sesión de… Comer a discreción.

Mírate dentro de dos semanas al espejo de tu pareja, igual no se han hecho milagros, pero seguro que te ves algo mejor.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com

Comentarios