El Blog de Marian Frías

Psicóloga, sexóloga y coachMi Bio

Fantasías sexuales: Tríos ¿hacer o no hacer?

Los TRÍOS son una idea recurrente tanto en hombres como en mujeres, algunos se atreven a llevar su fantasía a la realidad, otros elijen dejarla […]

Los TRÍOS son una idea recurrente tanto en hombres como en mujeres, algunos se atreven a llevar su fantasía a la realidad, otros elijen dejarla en su carpeta de relatos donde se puede recurrir a ellas en cualquier momento, también, hay otros que se quedan a caballo entre el hacer o no hacer. Por un lado sí, por un lado no.

En el mundo del erotismo y las fantasías es muy normal que entren en escena nuestros miedos, nuestras creencias en torno a si es normal o no lo que pienso y como lo pienso, a sentirme mal por norma. Estos miedos, en la mayoría de las ocasiones, tienen que ver con creencias que están detrás de ideas que todos hemos podido oír en muchas ocasiones, y lo peor, es que nos lo hemos creído y se respiran en el ambiente. Algunas de ellas son:
Si fantaseo con un trío puede ser que mi pareja no me guste y por eso necesite un tercero”
Si me excito pensando en otro/a no quiero a mi pareja o no me quiere”
Si en el trío fantaseo con una persona de mi mismo sexo es que soy homosexual o algo quiere decir”

Todas estas afirmaciones que nos creemos sin cuestionárnoslas, en muchas ocasiones nos hacen vivir con culpa y no nos permiten disfrutar del sano mundo de nuestras fantasías, con independencia de que las queramos llevar a la práctica o no. Dejar de cuestionarnos el sexo, el deseo y la imaginación como peligroso o que encierra algo oscuro, nos haría poner mucho más los ojos en toda la luz que tiene que aportarnos el sexo.

No seré yo quien diga lo que hay de hacer, sin embargo, si quiero recordarte que las fantasías en el escenario de la imaginación, se mueven a sus anchas. Podemos cambiar y poner el guion que queramos en cada momento, podemos poner las luces donde queramos, los personajes que queramos, que estos reaccionen como yo espero, sentir lo que quiero; es una hoja en blanco donde poder escribir todo lo que desees. La realidad, sin embargo, tiene otras características, no podemos hacer que por arte de magia sea una representación literal de lo que hay en mi cabeza.
Las fantasías, fantasías son, y si queremos llevarlas a la práctica la posición que nos puede ayudar es no esperar que las cosas pasen tal y como he diseñado, sino más bien descubrir lo que el momento me ofrece. Disfrutar sin comparar puede ser la clave, para no caer en las aguas de la decepción.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com

Comentarios