El Blog de Marian Frías

Psicóloga, sexóloga y coachMi Bio

Reforma tu vida sexual

Esta mañana nada más abrir el correo me he encontrado con cinco emails sin leer, uno a uno los he ido leyendo, cada uno de […]

Esta mañana nada más abrir el correo me he encontrado con cinco emails sin leer, uno a uno los he ido leyendo, cada uno de personas distintas, con circunstancias distintas, pero con un punto en común historias de insatisfacción. En estas historias y en muchas otras, entra el malestar y la insatisfacción en escena, y frente a lo que parece que es el sexo (un paraíso de encuentro y placer) la realidad es que son muchos los que su vida sexual se tiñe de malestar.

Otro de los elementos que suelen darse en estas historias, tiene que ver con la sensación de que no pueden hacer nada para mejorar la situación, y es más, en muchas ocasiones la responsabilidad de lo que les sucede suele estar en manos de otra persona, o circunstancia. También tendemos a solucionar lo que vivimos como el problema, desde el problema, es decir si tengo dolor en la penetración o lo intento solucionar haciendo lo mismo, o dejando de hacer eso y todo lo que puede estar relacionado, con lo cual suelo enquistar más la dificultad.

Con este panorama en el correo, hoy he decidió, poder añadir elementos que dependen de nosotros para poder aceptar, mejorar y cambiar, para ir haciendo cosas en la dirección adecuada, sentirnos bien y sentir placer. Antes de añadir mejoras y empezar con la reforma, piensa en los aspectos positivos y agradables que hay en tu vida erótica en tu pareja. Valóralo mucho, apúntalo y compártelo con esa persona. Hoy además permite empezar a planificar una pequeña reforma.

Elementos a tener en cuenta para mejorar nuestra vida sexual:

Dar prioridad al encuentro: está claro que tenemos millones de cosas pendientes pero el tiempo y el espacio no aparece de la nada sino que se crea. Es decir a lo mejor AHORA, es un buen momento.
Cuidar el deseo fuera de la cama: pensar en situaciones eróticas, lectura erótica, películas porno, fantasear, mandar algún mensaje subidito de tono a nuestra pareja, poner alguna notita en su bolso o cartera… son miguitas de pan hacia el deseo
Cuidado en el encuentro: crear situaciones y espacios diferentes de intimidad, mimar detalles pequeños que cambian totalmente la situación, como tomar una copa de vino en la cama, encender una vela, o una barrita de incienso
Variedad de prácticas eróticas: la comodidad y la rutina se apoderan de nuestro erotismo, hacer cosas distintas nos predispone a estar más atentos, sin olvidarnos de hacer eso que nos gusta y nos funciona aunque sea lo de siempre
Obligarte a buscar tu placer: no obsesionarte con tener un orgasmo es interesante, pero también lo es no acomodarte, y buscar tú manera donde si llegas a él. Intenta no salir del encuentro erótico sin haber puesto toda la carne en el asador, y sin olvidarte del objetivo que es que disfrutes. Si no disfrutamos cada vez nos apetecerá menos
Ponte unos mínimos: igual que haces con otras actividades de tu vida, como estudiar, la alimentación o el deporte, piensa en un mínimo de veces donde decides entregarte al encuentro contigo y con tu pareja.
Lee sobre sexo, curiosea cosas así tu creatividad se despertará
Cuidate, y siéntete bien contigo mism@, sentirnos bien nos llena de seguridad

Y para que esto no se quede en un post más, dedica unos minutos a escribir en forma de objetivos que te gustaría mejorar de tu vida sexual. Y empieza. Busca el cuándo. El mañana no suele ser un buen día, siempre es mejor HOY.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com

Comentarios