El Blog de Marian Frías

Psicóloga, sexóloga y coachMi Bio

Doce meses, doce propósitos

¡¡¡Feliz año¡¡¡ una frase que en estos últimos días habremos escuchado muchas veces, hasta el punto que la mecanizamos y nos habituamos a ella. Es […]

¡¡¡Feliz año¡¡¡ una frase que en estos últimos días habremos escuchado muchas veces, hasta el punto que la mecanizamos y nos habituamos a ella. Es como si la escuchas sin oirla. Así que me animo y te animo a que nos demos cuenta de que podemos aprovecharla a nuestro favor, y cada vez que la digamos o la escuchemos (algo inevitable en estas fechas) tomemos conciencia de ella, y animémonos a preguntarnos y a respondernos ¿Qué puedo hacer yo, para que realmente este 2014 sea un año feliz?.
La respuesta nos puede parecer muy complicada o igual es más sencilla de lo que pensamos. La verdad, es que si nos paramos a pensar lo que nos hace felices, mucho de ello tiene que ver con lo que yo llamo los actos de amor, o amor en movimiento. Nos da felicidad los actos de amor con uno y con los demás.

El sexo, como acto de amor en movimiento, es una fuente perfecta para dar y para recibir, para sentirnos bien, contentos y felices. Por eso os propongo tomar conciencia del “feliz 2014”, y hacer de doce meses doce causas. Os dejo las mías por si os sirven; una pequeña cosita cada mes, igual, nos cambia el año.

ENERO– Dar valor e importancia a los besos. Besos conscientes. Los obviamos y dejamos de darlos o los mecanizamos y los damos como algo rutinario de hola y adiós.

FEBRERO– Cuerpo, divino tesoro. Masajearnos y masajear. El poder de las caricias. Más allá de los genitales y la penetración.

MARZO– Imaginación erótica. Fantasías al poder: alimentarlas.

ABRIL– Un detalle al día conmigo mismo. Seducirme.

MAYO– Un detalle al día con mi pareja. Seducir y ligar.

JUNIO– Mastúrbate sin prisas. Descúbrete.

JULIO– No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy. Que no sea solo un refrán sino algo a tener en cuenta en nuestra vida sexual de pareja.

AGOSTO– Mejorar está bien, pero sin exigencias. Aceptar y valorar lo que tenemos, poner la atención en lo que me gusta.

SEPTIEMBRE– Sin prisa, pero sin pausa. Intenta no acomodarte, estar tranquilo está bien, rompe la rutina de vez en cuando.

OCTUBRE– No dejes el sexo sólo para cuando todo esté bien. Piensa qué harías si todo estuviera bien y hazlo.

NOVIEMBRE– No des por hecho que el otro tiene que saber lo que quieres y te gusta. Pedir es la llave del éxito.

DICIEMBRE– Orgasmo sí, pero no solo. La clave es disfrutar.

Os deseo FELIZ AÑO y como no, feliz semana.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com

Comentarios