El Blog de Marian Frías

Psicóloga, sexóloga y coachMi Bio

El arte del beso

El Kama-sutra, descrito como una enciclopedia del arte de amar y escrito entre el 320 y el 540 d.C, por el indio Vatsyayana Mallanaga, está […]

El Kama-sutra, descrito como una enciclopedia del arte de amar y escrito entre el 320 y el 540 d.C, por el indio Vatsyayana Mallanaga, está lejos de poder ser reducido, como muchos piensan, a un catálogo de posiciones eróticas. Entre otras cosas, contiene un tratado sobre el arte de encontrar y elegir pareja, consejos sobre el arte de las caricias y de los mordiscos amorosos, pistas sobre como gestionar las relaciones extraconyugales, y cómo no, concede un gran espacio al beso, no considerado como un acto cualquiera, sino que lo eleva a la categoría de arte. El beso es una habilidad interesante a desarrollar si queremos mejorar nuestras relaciones eróticas.

El beso es un acto muy importante en el mundo de las relaciones. La cantidad de besos en una relación está directamente relacionada con la satisfacción en esa pareja, es decir las parejas que se dan más besos, valoran sus relaciones como más satisfactorias. El beso genera cercanía e intimidad. Además sino tenemos pareja y queremos tenerla, estudios demuestran que el primer beso con alguien tiene mucho que ver en la atracción que sintamos por esa persona en lo sucesivo.

En un beso involucramos tres sentidos, el olfato, el gusto y el tacto. Los besos nos llevan a la excitación, y también a la intimidad y al compromiso. Darnos besos después de tener sexo, fomenta la sensación de compromiso. El Kamasutra presenta 22 variantes de beso, que creo que le tenemos que dar protagonismo en este post. Ahí os los dejo. No sólo para leer sino para vivenciarlos:

1. Beso ladeado: Cuando las cabezas de los dos se inclinan en direcciones opuestas y en esta postura se produce el beso. Las cabezas inclinadas permiten un mejor contacto de los labios y una honda penetración de la lengua.

2. Beso inclinado: Cuando uno de los dos echa la cabeza hacia atrás y el otro que lo sujeta por el mentón, lo besa. La dulzura y el afecto son las emociones principales que se transmiten con este beso.

3. Beso directo: Cuando los labios de los dos se unen directamente y se chupan como si fuera una fruta. Es un tipo de beso lo importante son los labios que se mordisquean y se acarician con la lengua.

4. Beso presión: Se presionan los labios fuertemente con la boca cerrada. Es un beso para iniciar la relación o para terminarla, no conviene mantenerlo durante mucho tiempo. Los dientes se clavan en la parte interior de los labios y puede salir sangre.

5. Beso superior: Cuando uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso besándole en el labio inferior.

6. Beso broche: Cuando uno de los dos sujeta con sus labios los de su amante, se llama beso broche. Si el que realiza el beso toca con su lengua los dientes, las encías, la lengua o el paladar del otro, se llama “lucha de la lengua”.

7. Beso palpitante: Cuando uno de los dos deposita sobre los labios miles de besos muy pequeños recorriendo la boca y las comisuras.

8. Beso contacto: Cuando se toca ligeramente con la lengua la boca del otro y apenas se hace contacto con los labios.

9. Beso para encender la llama: Es el beso en las comisuras de los labios para encender el amor.

10. Beso para distraer: Puede darse en las mejillas, pero según el Kamasutra, otros lugares recomendados son: la frente, los ojos, las mejillas, la garganta, el pecho, la zona interior de la boca, la raíz del cabello, la nuca y el cuello junto a la clavícula.

11. Beso nominal: Cuando uno se limita a tocar la boca del otro, después de besarla, con dos dedos.

12. Beso con las pestañas: Cuando se recorre los labios o la cara del otro y se acarician las pestañas con besos.

13. Beso con un dedo: Cuando el amante recorre la boca de la amada por dentro y por fuera con un dedo.

14. Beso con dos dedos: Cuando el amante cierra los dedos, los moja ligeramente y presiona con ellos la boca de la amada.

15. Beso que despierta: El beso que se da en las sienes, cerca del nacimiento del pelo, cuando el otro está dormido, para despertarlo con suavidad.

16. Beso que demuestra: Suelen darse por la noche y en lugares públicos. Uno de los dos se acerca al otro y le besa suavemente en la mano o el cuello.

17. Beso del recuerdo: Se da cuando los amantes están descansando con la pasión satisfecha y uno de ellos deposita su cabeza sobre el muslo del otro y la deja caer, besándole en el muslo o en el dedo gordo del pie.

18. Beso transferido: Este beso ocurre cuando el amante, en presencia de la amada, besa a un niño que tiene sentado en su regazo o un retrato o una imagen o cualquier cosa, mirándola para que sepa que ese beso es para ella.

19. Beso lagrimoso: Se produce cuando uno de los dos echa tanto de menos al otro que, en su ausencia, besa su retrato.

20. Beso viajero: Aunque parece que los besos siempre suelen centrarse en la boca, posar los labios en otras partes del cuerpo es una forma de excitar garantizada.

21. Beso al pecho: Los besos en en el pecho son los que se aplican primero con los labios, suavemente y con un poco de saliva.

22. Beso sin reloj: la idea es olvidarse de todo y concentrarse solamente en las caricias y besos que se le da a la pareja para que la experiencia sea más placentera para ambos.

Asegúrese de recibir diariamente un buen beso de por lo menos 3 minutos.

Y para terminar, un dato: ¿sabes cuánto duró el beso más largo de la historia? 46 horas, 24 minutos y 9 segundos.

Comentarios