El Blog de Marian Frías

Psicóloga, sexóloga y coachMi Bio

Propósitos sexuales para el 2018

Empieza un año nuevo, y como es habitual de manera consciente o inconsciente hacemos una lista de las cosas que queremos conseguir y mejorar para […]

Empieza un año nuevo, y como es habitual de manera consciente o inconsciente hacemos una lista de las cosas que queremos conseguir y mejorar para este nuevo momento de nuestras vidas.
Son muchas las personas que incluyen en esta lista propósitos que tienen que ver con el amor, la pareja y el sexo. Es por ello, que este post pretende ser un espacio dónde concretar en acciones específicas que te pueden ayudar a que así sea.

Propósitos sexuales para el 2018

Te propongo cinco ideas para que tus propósitos no se queden solo en intenciones y que pasen a ser acciones que hagan que tu satisfacción erótica mejore.

1. Existe una creencia bastante extendida de que el encuentro sexual tiene que ser algo espontáneo que no requiere de ninguna planificación, pero las personas que tienen una vida sexual satisfactoria suelen planificar el placer, como una forma de darle importancia y priorizarlo. Dejar en nuestra agenda espacios de intimidad a solas o con nuestra pareja nos ayuda a decirle a nuestra mente que es algo importante de lo que me quiero ocupar. Sino dejo espacio y tiempo es más complicado que la conexión surja.

2. Atreverse a experimentar cosas nuevas, acercarnos a experiencias desconocidas, nuevas e interesantes añade pimienta y alegría a nuestra vida erótica. ¿qué posturas nuevas te gustaría probar? ¿algún lugar diferente? ¿ver porno en pareja? ¿añadir algún juego o juguete a tu intimidad? Esto son solo algunas de las posibilidades que pueden activar las ganas de descubrir nuevas formas de placer solos o en compañía. La creatividad erótica es lo que hace que queramos seguir descubriendo lo que nuestro cuerpo tiene para ofrecernos.

3. Conocernos más y aprender a comunicar a nuestra pareja sexual lo que nos gusta y lo que no, añade muchas posibilidades a que el disfrute aumente en nuestros encuentros. A pesar de que la pareja es un lugar de supuesta confianza, muchas veces no somos capaces de expresar lo que queremos por vergüenza en muchos casos. Dejar de jugar a las adivinanzas y conocer lo que nos da placer es un gran propósito.

4. El deseo es la chispa que enciende las ganas. Activar el deseo tiene que ver con dedicar tiempo para pensar en sexo, en esas cosas que nos ponen y nos gustan. Leer alguna novela erótica, ver escenas sexuales y sensuales nos predispone a tener ganas.

5. Muchas veces el sexo se llena de exigencias, expectativas no cubiertas, presión por demostrar y por tener orgasmos. Disfrutar de los placeres sencillos, potenciar la conexión emocional a través de caricias, miradas, palabras, besos y paseos, son el mejor orgasmo que podemos ofrecernos y ofrecer.

Una vez que hayas reflexionado sobre estas cuestiones, te propongo un ejercicio para hacer en pareja. El frasco creativo del sexo. Busca un bote o una caja vacía y recorta papelitos de diferentes colores. Cada miembro de la pareja tendrá 10 papeles donde tiene que escribir acciones y situaciones concretas que le gustaría introducir en su vida erótica y de pareja. Tienen que ser cosas concretas. De tal manera que una vez que se hayan escrito se introduzcan en el bote. Cada semana se sacará aleatoriamente un papelito para poder planificar cuando llevarlo a cabo en el transcurso de esa semana. Son cosas específicas como: una sesión de besos y solo besos durante media hora, ver porno juntos, tener sexo en el coche, darnos un masaje, preparar una cena romántica, ir a una cata de vinos, comprar algún juego o juguete erótico juntos y usarlo, leer algún relato erótico, poner velas en la habitación con aromas, darnos un baño o ducha juntos, y un largo etcétera de posibilidades. Ya me contarás como te va. Pasar el sexo y el placer como concepto a actos concretos facilita que esos propósitos no se queden perdidos en el camino de este año.

Te deseo un feliz y placentero 2018.

Marian Frías

Comentarios