Ella, la estrella y la mar

Navegar, vivir y trabajar en un yate de lujoMi Bio

Los comienzos como azafata de Brenda Hernández

Muchos me habéis pedido que os cuente las experiencias de algún tripulante junior para saber más de primera mano cómo empezaron ellos a trabajar en yates de lujo. De modo que hoy os traigo una entrevista de primera mano.

Hola chicos!

Hoy os traigo un post un poco atípico.

Muchos me habéis pedido que os cuente las experiencias de algún tripulante junior, para saber más de primera mano cómo empezaron ellos a trabajar en yates de lujo, si aún siguen trabajando en ello y este tipo de cosas…

Sabéis que siempre estoy encantada de contestar a vuestras dudas así que en esta ocasión he decidido contestarlas a modo de pequeña entrevista.

Brenda es una chica mejicana adorable y fue una de mis azafatas hace unos años.

Al igual que yo, ella jamás había puesto un pie en un yate, y su primer día de trabajo con nosotros fue más bien un poco desastre jaja pero ahora, tres años después de eso, se ha convertido en una gran azafata y recorre el mundo feliz a bordo de yates de lujo.

¿Quieres conocer un poquito más sobre su experiencia?

Mi nombre es Brenda Hernández de la Garza y tengo 23 años. Después de cuatro años trabajando en atención al cliente, decidí comenzar en la industria de los yates de lujo, dónde llevo casi tres años y está siendo una gran aventura.

Pregunta: ¿Cómo empezaste en la industria de los yates de lujo?, ¿la conocías a través de amigos, familia…?

Brenda Hernández: “Gracias a un amigo. Él comenzó a trabajar en yates de lujo y me dijo que me iba a encantar. Fue así como empecé a investigar más y decidí viajar a Florida para comenzar en la industria.”

P: ¿Te costó mucho conseguir tu primer trabajo?

BH: “Un poco, ya que todo está en el timing. Yo llegué a Florida al final de la temporada del Mediterráneo. Sin embargo, una vez que los yates empezaron a buscar tripulación para la temporada del Caribe, me fue más fácil conseguir mi primer trabajo.”

P: ¿Qué es lo mejor para ti de trabajar como azafata?

BH: “Sin duda alguna, el servicio a cliente. No hay mejor satisfacción que ver a tus huéspedes contentos. El tener oportunidad de siempre conocer nueva gente de diferentes partes del mundo y consigo viene la pasión por seguir viajando y conociendo nuevos lugares.”

P: ¿Y lo peor?

BH: “Por mi manera de ser, caer en la rutina una vez que no tienes huéspedes. El no estar ocupada constantemente (lo cual depende del yate en el que trabajes).”

P: ¿Recomendarías a la gente que trabajase en esta industria?

BH: “Sí, definitivamente.”

“Y para terminar ¡me gustaría darte las gracias Jamila! Recuerdo como si fuese ayer mi primer día trabajando contigo. ¡Qué bonita experiencia! Muchísimas gracias por impulsarme en esta dirección, ¡está siendo una gran aventura!”

Bueno chicos, espero haber resuelto algunas de las dudas que tenéis y no dudéis en compartir este post entre vuestros amigos.

¡Ya veis que cumplir vuestros sueños es muy fácil si le ponéis ganas e ilusión! 

Si vosotros también queréis convertiros en tripulantes de yates de lujo, no tenéis más que escribirme un email y os ayudaré en todo lo que necesitéis!

Nos “vemos” el próximo jueves.

ellalaestrellaylamar@gmail.com

Twitter: @EllaEstrellaMar

Facebook: Ella la Estrella y la Mar

Insagram: jamila_gl

Comentarios