Ella, la estrella y la mar

Navegar, vivir y trabajar en un yate de lujoMi Bio

Y…¡por fin somos Jefas de Azafatas!

La Chief Stewardess es la figura que se encarga de que todo esté perfecto ante la posible llegada de invitados a bordo, pero gran parte de su trabajo también es “cuidar” de la tripulación; y creedme, la tripulación puede llegar a dar muchísimo más trabajo que los invitados…

¡Hola mis chicos!

Espero que el post de la semana pasada acerca de los comienzos de Brenda os gustase. Ya sabéis que si queréis que publique más entrevistas de este tipo no tenéis más que decírmelo.

Pero ahora vamos a seguir dónde lo habíamos dejado.

Ya sabéis en qué consiste el trabajo de una Azafata Junior.

¿Qué pasa cuando ascendemos a Jefas de Azafatas?

La Chief Stewardess, o Jefa de Azafatas, es la figura que se encarga de que todo esté perfecto ante la llegada de huéspedes a bordo, pero gran parte de su trabajo también es “cuidar” de la tripulación; y creedme, la tripulación puede llegar a dar muchísimo más trabajo que los huéspedes…

Cuando se trabaja en un yate de lujo, todo lo que un tripulante necesite, desde alimentos, lavandería, higiene personal etc etc corren a cargo del yate.

Y cuando la Jefa de Azafatas tiene que asegurarse de que:

– el Capitán tiene su sabor preferido de enjuague bucal (sabor que por cierto, sólo existe en los EE.UU)
– el primer oficial inglés tiene su salsa HP (salsa típicamente inglesa y MUY difícil de encontrar fuera de Inglaterra)
– el contramaestre sudafricano tiene su Bultong (carne seca por la que los sudafricanos mueren pero sólo ellos tienen)
– el marinero australiano tiene su Vegemite (una cosa para untar que no le gusta a NADIE, sólo a los australianos)
– la azafata de Nueva Zelanda (que por cierto es vegetariana) tiene su hummus

Y todo esto unido a que el yate está anclado en algún paraje preciosísimo pero millas y millas alejado de un supermercado, hace que este trabajo consuma el 90% de las energía de la Jefa de Azafatas.

Ah, ¡que no se me olvide el Cola Cao! ¡El Cola Cao era lo único sin lo que yo no podía vivir a bordo y me lo llevaba en la maleta a todas partes!

Los miembros Junior de la tripulación no dan tantos quebraderos de cabeza en este aspecto ya que están tan felices de trabajar en su primer yate que todo les vale, y ya les puedes comprar el peor champú del mundo mundial que lo recibirán con una gran sonrisa y te darán las gracias mil veces.

“Los problemas” surgen con los miembros de la tripulación más experimentados, llevan mucho tiempo trabajando en yates de lujo y saben que, aunque sea difícil (y caro, muy caro) conseguir no sé qué olor de no sé qué gel de baño de no sé qué marca, se puede.

Y como a la Jefa de Azafatas se le paga para eso, pues lo piden y punto.

Y bueno…si así de específicas son las peticiones de los tripulantes, os podéis imaginar las de los dueños de los yates, o clientes (bueno no, en realidad no podéis…)

¿Queréis conocer las peticiones de ricos (o de locos) que los dueños de estos yates hacen a su tripulación?

No os perdáis el siguiente post y ¡se os quedarán los ojos abiertos como platos

Además, ya sabéis que estaré encantada de ayudaros y responder a todas vuestras dudas. Sólo tenéis que enviarme un email a:

ellalaestrellaylamar@gmail.com

Twitter: @EllaEstrellaMar

Facebook: Ella la Estrella y la Mar

Instagram: jamila_gl

 

Comentarios