Espía de Belleza

Por Miriam LlantadaMi Bio

Cosmética BIO, ¿Funciona?

Cada vez más, debido a la urgente necesidad de sostenibilidad por un lado y de intentar evitar tóxicos en los cosméticos, muchas y muchos de […]

Cada vez más, debido a la urgente necesidad de sostenibilidad por un lado y de intentar evitar tóxicos en los cosméticos, muchas y muchos de vosotros que sois conscientes de esto, me preguntáis por productos de cosmética BIO que funcionen bien para mantener la piel sana y en perfecto estado. Cuando hablo de “cosmética Bio”, me refiero a cosmética orgánica certificada por diferentes sellos que nos garantizan la procedencia de los ingredientes que llevan los productos, no de la llamada “Cosmética Natural” que muchas veces nos lleva a engaño ya que, es cualquier producto de cosmética cuyo fabricante quiere poner la palabra “Natural ” en el bote, pero en realidad no tiene nada de natural, ya que probablemente esté llena de siliconas, derivados del pretróleo como Parafinas Líquidas, mineral, oil, parabenos, etc. Normalmente son productos sin ninguna certificación o sello BIO.

La cosmética convencional es aquella cosmética que sigue simplemente las normas establecidas por los diferentes países, por ejemplo en Estados unidos está la FDA y en España AEMPS. La cosmética BIO certificada, además de por supuesto cumplir estos criterios estándar, cumple otras directrices de las que ahora hablaremos.

Existen diferentes sellos en diferentes países, y cada sello tiene unas características, es decir, establece unos  criterios que sus productos han de seguir.

Algunos sellos son ECOCERT, NATRUE, BDIH, DEMETER, SOIL ASSOCIATION, USDA, BIO COSMETIQUE, etc.

Para no detenernos sello por sello, hoy voy a hablaros de qué certifican estos sellos a nivel general:

1- Certifican que entre el 90 y 95% de sus ingredientes son de origen natural (no procesado). El agua no cuenta ya que es natural en sí misma y no proviene de la agricultura.

2- De ese 90%, al rededor de el 50% Proviene de Origen vegetal y el otro 40-45% si proviene de origen animal, nos asegura que el animal no ha sufrido para producirse la extracción, como por ejemplo un ingrediente bastante utilizado es la miel.

3- También nos aseguran que entre el 10 y el 15% de los ingredientes vegetales proviene de la agricultura ecológica.

5- No son testados en animales.

6- Y también en general nos garantizan que no contienen Siliconas, Parabenos, nano-tecnología, Aceites minerales, parafinas líquidas, petrolatum etc (derivados del petróleo en general) ni SLS.

Dicho ésto, la procedencia de los ingredientes ya nos queda más clara, la cuestión es evaluar si estos productos funcionan o no y si sus texturas están logradas para adaptarse a las necesidades de la vida moderna, es decir, que no sean demasiado untuosos, etc.

La mayoría de los ingredientes en cosmética BIO proceden de aceites vegetales y esenciales y tengo que deciros que cada vez más, las fórmulas están más logradas para conseguir un acabado en la piel natural. Esto en cuánto a la cosmética de tratamiento, en cambio que la cosmética de colorido (maquillaje) no consigue normalmente este efecto. Por ahora los fabricantes de cosmética Bio no han podido lograr el mismo efecto con ingredientes naturales el efecto que produce la silicona, que es ese efecto segunda piel que además reduce los poros y logra dar a la piel un efecto realmente unificado.

Para más información sobre productos y firmas de cosmética Bio que me gustan mucho, que llevan muchos años en el mercado y han logrado que sus fórmulas resulten muy agradables, además de efectivas, aquí tenéis este vídeo donde os menciono mis productos favoritos para diferentes tipos de piel y diferentes presupuestos.

Algunas de las marcas meniconadas son Cattier, Weleda, Dr. Hauschka, Logona, Nuxe, estas son marcas que podéis encontrar tanto en tiendas o supermercados ecológicos y algunas en farmacias y parafarmacias. En España también podéis encontrar bastantes opciones en El Corte Inglés y en perfumerías selectivas.

Espero que os haya gustado el post y ¡hasta el próximo!,

Miriam LLantada

 

Comentarios