Espía de Belleza

Por Miriam LlantadaMi Bio

Strobing, lo que te puede pasar si te pasas

Esta semana vamos a hablar del Strobing, una técnica que se puso de moda hace relativamente poco, que consiste en utilizar un producto iluminador en […]

Esta semana vamos a hablar del Strobing, una técnica que se puso de moda hace relativamente poco, que consiste en utilizar un producto iluminador en varias zonas de la cara para destacar nuestros rasgos faciales. En realidad es una técnica muy antigua aunque con un nombre nuevo. Así como puede ser una técnica muy útil, también es importante tener en cuenta los siguientes errores para no conseguir un efecto contrario:

1- Todo producto iluminador destacará la zona iluminada, por eso es muy importante evitar utilizarlo en las zonas donde los poros ya son naturalmente visibles. Como ejemplo os pondré esta foto de Catherize Z-Jones que al aplicarlo en la frente y mejillas consigue, además de un efecto muy antinatural como “Venida del espacio”, potenciar el tamaño de sus poros. Para ello es clave aplicarlo en la zona superior de los pómulos, en la parte interna de los ojos, y quizás una pequeña cantidad en el arco de cupido. Es importante si tenemos tendencia a los brillos, matificar las áreas más grasas de nuestra cara con polvos mate ( Zona T  y mejillas) y de esta forma aplicar un poco de brillo en la parte superior de los pómulos. También puede destacar cualquier otra imperfección como granitos y manchas.

2- También es muy importante encontrar un color que vaya con nuestro tono de piel ( Frío o cálido), si os interesa el tema podéis encontrar otros post en espía de belleza sobre el tema. Si nuestra piel es fría lo ideal es encontrar tonos más blanquecinos y si es cálida, tonos más dorados. También es importante la intensidad del color: si nuestra piel es muy oscura y el producto que utilizamos para hacer strobing es demasiado clara, crearemos un efecto muy artificial, como es el caso de Cristina Aguilera (foto).

3- También es importante evitar utilizarlo donde las arrugas son muy pronunciadas ya que las potenciará.

4- Si tenemos el párpado caído o encapotado tampoco es buena idea usar iluminador en la zona del párpado fijo, sobretodo en la zona cercana al párpado móvil, porque puede potenciar el hecho de que el ojo está caído y dar un aspecto cansado a la mirada.

5- Si hemos usado un producto de contouring para marcar los pómulos, es importante aplicarlo suavemente, sino el iluminador que apliquemos contrastará demasiado y quedará muy antinatural (foto).

6- Si tenemos una piel grasa, tenemos que tener especial cuidado con esta técnica porque puede destacar los brillos o la sensación de grasa.

 

[Galería]

Comentarios