Espía de Belleza

Por Miriam LlantadaMi Bio

Pelo bonito: Que buscar en un champú para tener un pelo sano

Un pelo sano y bonito es un punto de partida para un aspecto saludable. Podemos tener una piel bonita, llevar un estilismo impecable, pero si […]

Un pelo sano y bonito es un punto de partida para un aspecto saludable. Podemos tener una piel bonita, llevar un estilismo impecable, pero si nuestro pelo está apagado, mate, sin vida ni volumen, no sacaremos el máximo partido a nuestro look.

A la hora de encontrar un champú que mantenga nuestro pelo limpio a la vez que brillante y sano, es importante evitar los sulfatos que tan presentes están en cualquier producto. Los sulfatos son ingredientes artificiales que limpian generando mucha espuma, pero su limpieza es tan agresiva que no solo liberan la suciedad del cabello sino que eliminan nuestra capa hidrolopídica o protectora ( tanto del cabello como de la piel), por eso es importante evitarlos.

Otra cosa que busco activamente en un champú y cualquier otro producto para el cabello es evitar las siliconas. Ingredientes como dimethicone, ciclopentasiloxane, etc, son siliconas. Compuestos que producen una sensación de suavidad extrema pero que en realidad son un “maquillaje para el cabello”. Es una suavidad ficticia que además genera un efecto de sellado en el cabello y si luego queremos aplicar una mascarilla o aceites en nuestro cabello, no penetrarán. Además de todo esto está el problema medioambiental que generan cada vez que nos lavamos el pelo y van al mar. En fin, mil motivos para evitarlas. Otra desventaja es que se van acumulando en el cabello creando una especie de capa grasa. Para eliminarlas hay que usar un champú purificante.

Otro ingrediente que también me gusta evitar son las parafinas líquidas,mineral oil y petrolatum sustancias también directamente derivadas del petróleo que generan un efecto muy parecido a las siliconas y también están incluídas en muchas cremas, serums y lociones hidratantes corporales. No aportan nutrientes más allá del sellado del cabello pero si un alto coste medioambiental.

Por ello busco productos que basen su efectividad en el uso de aceites llenos de vitaminas y ácidos grasos que nos ayuden a dar brillo al cabello y a la vez jabones naturales (que no detergentes) que limpian respetando. Muchas con el cabello ocurre lo mismo que con la piel y es que al sentirse amenazado y sentir que sus barreras han sido eliminadas, segrega grasa extra porque se siente desprotegido y por eso al usar sistemáticamente champús con sulfatos, el cabello se defiende segregando más grasa.

Espero que os haya gustado el post y en el vídeo os enseño mis productos favoritos que no incluyen estos ingredientes:

 

Comentarios