Espía de Belleza

Por Miriam LlantadaMi Bio

Base sin grumos

Una base lisa y bonita es lo más importante para que el maquillaje quede bien. Podemos hacer un buen trabajo con las sombras, pero como […]

Una base lisa y bonita es lo más importante para que el maquillaje quede bien. Podemos hacer un buen trabajo con las sombras, pero como la base quede acartonada de nada servirá todo nuestro trabajo, por eso hoy os explico cuáles son las claves para una base perfecta, sin grumos, pielecillas ni zonas secas de tal forma que la base de maquillaje pueda quedar “a parches”.

1-Lo primero es asegurarnos un buen nivel de hidratación, para poder aplicar el maquillaje y la piel no lo absorba, cosa que ocurre muy a menudo con las pieles secas.

2-Lo segundo es llevar a cabo una exfoliación suave y a demanda. Existen pieles “normales” que prácticamente no necesitan exfoliación y otras más grasas que general muchas imperfecciones y la necesitan mucho más a menudo. Es cierto también que no debemos olvidarnos de las pieles secas que muchas veces el cúmulo de células muertas impide que el producto penetre.

3-En tercer lugar aplicar la cantidad adecuada es fundamental, ya que si nos pasamos, puede quedar exceso de producto en la superficie de nuestra piel y dar un efecto “máscara”. Siempre es mejor aplicar poca cantidad e ir añadiendo más si es necesario.

4-En cuarto lugar os diré que es importante regular la necesidad de matificar con polvos. Si vuestra piel es seca, quizás no lo necesitáis, ya que puede acartonar y potenciar los pliegues y arrugas de nuestra piel.

5- El modo de aplicación es clave y si tenéis tendencia a que se creen grumos o pielecillas el uso de la esponja es fundamental para absorver el exceso de producto.

Si queréis saber más, podéis encontrarlo en el vídeo de esta semana:

 

 

Espero que os haya gustado y ¡Hasta el próximo post!

 

Comentarios