La probadora en Blog

Mi Bio

Taller de masaje genital femenino

Entro a bichear en una de mis páginas de cabecera, la web de http://www.losplaceresdelola.com y veo que hay un Taller de “Masaje y automasaje genital femenino”. Amplío […]

Entro a bichear en una de mis páginas de cabecera, la web de http://www.losplaceresdelola.com y veo que hay un Taller de “Masaje y automasaje genital femenino”. Amplío la descripción y compruebo que tiene una parte teórica y otra práctica con la posibilidad de que algunas de las participantes se anime a probar.

Y pienso… ¿cómo es que no he hecho YA un curso así?.

Miro quién lo imparte y leo que es Sergio Fosela, un terapeuta sexual con mas de 20 años de experiencia como masajista, sexcoach (una palabra que no me gusta nada, por cierto, ¡basta de anglicismos!) y practicante y activista del Tantra. Lo que hace fundamentalmente es ayudar a las mujeres con bloqueos sexuales y acompañar a otras en su deseo de ampliar su experiencia sexual. Toda la información sobre su curioso y necesario trabajo, la podéis encontrar en http://www.terapiasexitiva.com

Acudo puntual a la cita y me encuentro con un grupo de unas 12 personas de diferentes edades entre 30 y 60 años. Hombres y mujeres solos y una pareja. Muchos hombres en la sala para lo que viene siendo habitual en estos grupos. La cosa promete. Una mujer de unos 30 años con aspecto angelical y que me atrevería a decir que parece tímida, llega un poco tarde y se sienta a mi lado.

Después de unos 20 minutos de teoría donde veo por primera vez el órgano del clítoris entero ( y alucino con lo grande que es, lo que se extiende en nuestros genitales y las posibilidades que tiene) Sergio toma una vagina de plástico y nos enseña como realizar el automasaje con el fin último de no hacer ninguno de los movimientos que ya todas conocemos, sino buscar nuevas posibilidades. Yo, que me considero una mujer avanzada en este área, me doy cuenta de que hay muchas cosas que desconocemos completamente.

Una vez terminada esta parte, Sergio pide que se acerque la “modelo” para empezar con la práctica… y ¿adivináis quien era? ¡La mujer que estaba a mi lado y a la yo erróneamente, había etiquetado como “tímida”!

Se levanta, acude al centro de la sala, se quita las medias, la ropa interior, se tumba y abre sus piernas. Sergio se sitúa entre ellas y nos pide que nos acerquemos. Y ahí vamos todos, muy cerca. Pegaditos. Entonces Sergio nos explica sobre ella toda la teoría que antes nos había adelantado y empieza suavemente a manipular. Ella reacciona. Sergio avanza y hace todos los pasos, el protocolo necesario y voilá, ella tiene un orgasmo.

Después nos pregunta si alguna chica de la sala tiene inquietud por probarlo. Una chica duda pero finalmente se anima. Sergio hace con ella lo mismo que con la modelo y obtiene los mismos resultados. Una vez concluido, llama de nuevo a la modelo y nos avisa de que esta vez va a repetir todo el proceso pero sin hablar, sin contarnos paso a paso sus movimientos. Todos estamos atentos y en silencio.

¡Dios! ¡Teníais que haberla visto! Era la viva imagen del placer. Esa mujer estaba disfrutando como yo no he visto en mi vida nada igual. No daba pudor verla, daba envidia. El continuaba manipulando con profesionalidad, sin inmutarse y con muuuuucha suavidad. Ella empezó a convulsionarse de forma continuada y Sergio nos aclaró que en ese momento estaba “cogiendo la ola”; un termino del Tantra que significa literalmente, morirse de gusto.

Yo os digo que después de hacer este taller, tengo claro que voy a ver a Sergio Fosela a su consulta. Estamos hablando de 50 euros la sesión individual y todo un universo de placer impagable. Pero como entiendo que esto es muy íntimo y personal, las que tengáis dudas, podéis empezar por este primer paso y acudir al Taller en Los Placeres de Lola donde por 25 euros os despejarán todas las incógnitas. Estoy completamente segura.

En breve, acudiré a este mismo curso pero en versión masculina. Deseando estoy. En unos 10 días, un nuevo post. Esta vez sin demoras, lo prometo.

Mientras tanto, si quieres seguir mis andanzas, puedes hacerlo aquí: Instagram y Twitter

Hasta pronto.

Rocio Muñoz-Cobo.

 

 

 

 

 

Comentarios