La probadora en Blog

Mi Bio

Aumento del famoso Punto G.

Si os parece, antes del tema del Aumento o la Ampliación del Punto G, vamos a hablar de qué es exactamente este punto. Recibe su nombre […]

Si os parece, antes del tema del Aumento o la Ampliación del Punto G, vamos a hablar de qué es exactamente este punto. Recibe su nombre por la inicial del Doctor Grafenberg quien lo descubrió en 1944, o al menos fue el primero en hablar científicamente de él, porque me imagino que alguien ya lo habría descubierto antes.

No es un mito, existe.

Es un pequeño eje localizado detrás del pubis femenino y alrededor de la uretra. Se encuentra pues, dentro de la vagina y coordina el clítoris, la uretra, la pared vaginal y la red de nervios, músculos y glándulas de la zona. Su estimulación puede llevar a una excitación sexual fuerte, a poderosos orgasmos y a la eyaculación femenina.

Recientemente, he escuchado hablar de la Ampliación del Punto G. Sobre todo en numerosos artículos argentinos y norteamericanos.

Los adeptos afirman que la ampliación lo vuelve mas accesible y fácil de localizar. Esto tiene bastante lógica. Al aumentar su tamaño y la superficie de la zona, es posible estimularla mejor.

Pero para conocer un poco más sobre el tema, me voy a la consulta de Doctor Cesar Pérez, licenciado en Medicina que tiene en su consulta un Area de Ginecoestética, algo que iremos viendo poco o poco ya que es un mundo apasionante.

Pero vamos a lo que nos ocupa. El aumento se produce depositando Acido Hialurónico mediante una inyección, una vez que la zona se ha anestesiado. El Ácido Hialurónico es un producto de relleno cuyo uso está muy extendido en la estética, sobre todo en la cara ya que no da reacción alérgica y no es permanente, es decir, que se reabsorbe.

El procedimiento es el siguiente: la mujer se pone en posición ginecológica en el consultorio y se localiza su punto G que está a unos 5 cms de la uretra. Después se da la anestesia en crema y se inyecta 1ml del Ácido Hialurónico.

Toda la operación dura unos 30 minutos. Normalmente, me dice el Doctor,se tarda más en medir que en pinchar. Después de 3 a 5 días de abstinencia sexual,¡a jugar!.Tiene un precio de 800 euros. Hay que acudir siempre a un buen profesional ya que no es conveniente pinchar justo en esa zona si no a escasos milímetros. Como está tan cerca de la uretra, puedes tener unas ganas locas de hacer pis todo el rato.

¿ Por qué no me convence?… pues porque encuentro el procedimiento invasivo, como no podía ser de otra manera ya que es un punto escondido. Pero sobre todo, porque creo que es caro y que dura muy poco. Al reabsorberse viene a durar unos 6 meses, más o menos.

Aun así, mi respeto absoluto por la mujer que lo quiera probar. El Doctor tiene una primera consulta informativa y gratuita en http://www.drcesarperez.com

El Punto G es fácil de localizar si sabes como. Yo recomiendo ir al curso de Anahi Canela en Los Placeres de Lola y aprender a encontrarlo y a estimularlo. Tienes toda la info en mi post sobre el Squirt. Mucho más sencillo, barato y efectivo.

Nos leemos con otro tema en una semana. Estoy completamente abierta a vuestras sugerencias. Si hay algo que queráis probar, algo que sobre lo que tenéis dudas, podéis escribirme a mi mail. Yo encantada de leeros.

Mientras tanto podéis seguirme en Instagram y Twitter.

Hasta pronto.

Rocío Muñoz-Cobo

 

 

Comentarios