La probadora en Blog

Mi Bio

Lifting Coreano

Me proponen probar un método no invasivo de rejuvenecimiento natural a través de la aplicación de péptidos, que de forma inteligente, reestructuran los tejidos dañados […]

Me proponen probar un método no invasivo de rejuvenecimiento natural a través de la aplicación de péptidos, que de forma inteligente, reestructuran los tejidos dañados por el paso del tiempo.

Yo, que no tengo ni idea de lo que son los péptidos, acudo directamente a San Google buscando una solución a mi problema. Y la encuentro.

Los péptidos son un tipo de moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos. Al igual que las proteínas,  están presentes en la naturaleza y tienen características similares, aunque los péptidos son mas pequeños. Básicamente se encargan de que los tejidos funcionen como tienen que funcionar.

Y allí me planto, en mi querida camilla de Todo en Belleza dispuesta a dejarme mimar por las manos de Cuca Miquel especialista en Cosmética, Tratamientos y Dermofarmacia.

El primer paso es desmaquillar con una técnica de masaje específica profesional. Me explican que ya el desmaquillante tiene activos antiedad. Después, te ponen un tónico con agentes hidratantes, humectantes y péptidos. Lo más curioso es que en la técnica de aplicación de este tónico, utilizan los llamadores de los ángeles. No sé si los recordáis. Yo estuve llevando uno de ellos al cuello durante prácticamente toda la década de los 90. Desde entonces no había vuelto a verlos.

Los llamadores de los ángeles son unas pequeñas esferas que contienen una bola de plata y que aseguran que tienen el poder de llamar a los ángeles. Yo no sé si aquel día fuimos capaces de convocar a alguno. Sólo sé que me producía un placer inmenso recibir un masaje con aquellas esferas sobre mi cara.

El segundo paso es la aplicación de un peeling enzimático llenito de enzimas vivas de levadura de legumbres. Se aplica con lo que los expertos en belleza llaman técnica de remonte y su función es dejar la piel preparada para recibir lo que viene.

Se retira con una toallita caliente y se aplica una mascarilla fusionada en ese instante ya que está llena de activos naturales y tiene que ser aplicada en el acto.

Esta mascarilla te la dejan 30 minutos. Durante ese tiempo se va secando, solidificando y realizando movimientos internos de contracción. Cuca aprovecha esa media horita para ofrecerte un masaje de cuello, hombros,  brazos,  piernas y  pies que se agradece muuuuucho.

Se retira con toallitas calientes y se aplica una crema facial.

Y funciona, sí… ¡Y mucho!

Te deja la cara mucho mas tensa, los párpados mas despejados y una sensación general de tener la cara mas despejada, más joven. Dura bastante. No es como una de esas ampollas que al día siguiente no queda ni rastro. En mi caso tuve ese efecto “buena cara ” durante por lo menos una semana pero los primeros días el efecto fue mayor.

Eso sí, yo que tengo la piel seca, durante esos días la noté un poco mas seca aun. Pero nada que una crema no pueda solucionar.

Dura una hora más o menos y tiene un precio de 120 euros. Es altamente recomendable.

Nos leemos en una semana más o menos. Si queréis seguirme mientras tanto, podéis hacerlo en Instagram.

Un beso.

Rocío.

 

 

 

 

Comentarios