La probadora en Blog

Mi Bio

Masaje de Yoga Facial.

Si, lo sé. Estamos un poco saturadas de tantos tipos de yogas. Yo, a pesar de ser practicante convencida de esta disciplina que me ha […]

Si, lo sé. Estamos un poco saturadas de tantos tipos de yogas. Yo, a pesar de ser practicante convencida de esta disciplina que me ha cambiado el cuerpo y la mente, estoy ya cansada de sus múltiples posibilidades y sus adeptos. Pero en este caso, lo que os traigo es un masaje basado en la filosofía del Yoga Facial.

Dicen que la cara es el espejo del alma y yo añadiría que es ademas, el reflejo de muchas otras cosas.  De nuestra educación que nos obliga a sonreír cuando no queremos, de nuestros cabreos, de nuestros deseos, de nuestros dolores, de nuestras dudas…etc. En en nuestros músculos faciales todo queda reflejado.  De ahí que se endurezcan por el estrés y los malos hábitos.

Hace ya muchos años años que conozco a Maiko de http://www.yogafacial.es y se de muchas mujeres que acuden a ella. Es especialista en destensar, en relajar el rostro y devolverle su expresión perdida por todas las cosas que nos afectan. Trabaja sobre los meridianos, esos canales energéticos que recorren el cuerpo y la cara, y se centra de manera firme y precisa en todas las zonas conflictivas del rostro. Tumbarse en su camilla es un autentico lujo.

Acudo a su centro de la calle Orellana en Madrid y a pesar de que hace unos años que no la veo, me recibe tan cariñosa como siempre. Paso a la salita de los masajes y me pide que esté unos minutos sentada frente a un vaporizador facial que supongo le ayudará en la limpieza y me abrirá los poros, lo cual facilitará la absorción de sus maravillosos aceites.

Me tumbo en la camilla y me dispongo a relajarme. Y la mayor parte del tiempo lo consigo, pero hay zonas conflictivas donde el masaje resulta un poco doloroso porque son tensiones ya antiguas y supongo que Maiko tiene que insistir bastante. Ella es muy precisa y hasta que no sienta que está completamente relajado y oxigenado, no va a parar.

Sus masajes son muy efectivos con las ojeras, el bruxismo (cuando es necesario Maiko trabaja también dentro de la boca), el rictus, el ceño fruncido, las operaciones de la cara y hasta la parálisis facial. Todo esto acompañado de una elegancia y cuidado en todos los movimientos y de sus maravillosos aceites esenciales.

Maiko aconseja recibir dos masajes al mes para no perder la elasticidad y no endurecer los músculos, pero esto depende del presupuesto de cada una. Un masaje de unos 50 minutos tiene un precio de 60 euros y el bono de 4 alcanza los 200 euros. A mi me parecen efectivos y muy relajantes.

También puedes acudir a su centro y recibir clases de Yoga Facial para poder tener tu rutina en casa. He leído en algún blog que uno de estos masajes equivale a 4 sesiones de Yoga Facial.

“Cada uno posee su propia belleza. Cuidarse es un acto de amor a uno mismo, así dejamos crecer en nuestro interior nuestra semilla de belleza.” Maiko Tahara.

Nos vemos en 15 días. Si quieres seguir mis andanzas, puedes hacerlo en Instagram.

¡Hasta pronto!

 

 

 

 

Comentarios