Luna Se Casa

Mi Bio

El Bodanosaurius Rex

A veces creo que no tengo límites, que se me escapa el tiempo entre los dedos trasteando en Instagram, Pinterest, Blogs, muchos blogs… y me […]

A veces creo que no tengo límites, que se me escapa el tiempo entre los dedos trasteando en Instagram, Pinterest, Blogs, muchos blogs… y me paro a pensar por un segundo ¿tendrá algún sentido perder tantísimo tiempo buscando inspiraciones, leyendo crónicas, cotilleando fotos…?

Realmente yo lo veo como “El Placer de observar Cosas Bonitas” y realmente creo que disfruto del tiempo que paso perdida entre las vidas e ideas de otros. Luego me doy cuenta que no pierdo el tiempo, que enriquezco mi disco duro de ideas y entreno el ojo. El sentido estético tengo comprobado que es algo que se entrena, la sensibilidad para captar un hilo conductor, una tendencia…

No todos los fotógrafos son iguales, ni la luz que tiene esa foto que has visto en el Facebook de “nosequién” que te ha puesto la piel de gallina, no todos los vestidos de novia podrían ser “el vestido”, ni todos los trajes valen igual para ir a una reunión o a la boda de tu primo…

Por eso me gusta disfrutar de las ideas de otros y juzgarla desde el prisma de mi mirada, y lo que me evoca. Así, cuando algún amigo me pide consejo o un cliente está perdido, puedo dar una respuesta fiel a mi criterio.

Tengo un lema muy de mi madre… “Las cosas o se hacen bien, o no se hacen” por eso ayer, hablando con mi amiga María (amiga que poquito te queda…22 días), antes de entrar al cine, me enseñaba una monada de arbolitos para poner a la entrada de la iglesia que acababa de comprar, mi visión fue directa a la maceta original, de plástico, típica de vivero, y conociendo su mentalidad de “bah, que más dará” ataqué directa, sin pensarlo:

Luna: “Y la maceta con qué has pensado cubrirla”

María: (Con esa mirada tan graciosa y pilla que le caracteriza) “con nada, se queda así”

Y yo sé que era totalmente consciente de que mi furia iba a brotar…

Luna: “Vamos a ver. ¿Para qué comprar unos arbolitos, dejarte tiempo y dinero en ellos y después soltarlos en la puerta de la iglesia sin ningún tipo de mimo ni miramiento? Las cosas se hacen bien o no se hacen…”.

Y ahí fue cuando Javi, sentado justo delante de mi lo soltó:  “Eres el Bodanosaurios Rex”.

Gol.

Eso sí, María ya debe estar camino de comprar un metro más de saco de rafia… así sí.

Luna.

Comentarios