Luna Se Casa

Mi Bio

El traje del novio importa

Hace unos meses mi percepción del estilismo del novio en su boda dio un giro de 180 grados. Si me preguntan hace un año creo […]

Hace unos meses mi percepción del estilismo del novio en su boda dio un giro de 180 grados. Si me preguntan hace un año creo que la pregunta me hubiese sido bastante indiferente. Pero de pronto Mansolutely se cruzó en mi camino.

Todos sabemos la importancia que le da la novia a la búsqueda de su vestido, llegando a gastarse cantidades de dinero realmente elevadas por su prenda soñada, pensada, meditada, confeccionada por y para su cuerpo y por tanto perfecta. En cambio, en muchos casos el novio se limita a alquilar un chaqué, en el que directamente trata de caber, teniendo que adaptarse él al traje y no el traje a él. Esta reflexión me hizo pensar lo injusto que me parecía que el novio, agarrándose al típico “total es para un rato”, no pudiese disfrutar de sentirse único ese día.

Si lo analizo fríamente, todo lo que rodea a una boda es “para un rato” y no por ello limitamos las partidas de nuestro presupuesto. Gastamos más en flores, iluminación, regalitos (en muchos casos totalmente inservibles) para nuestros invitados, que en la prenda que lucirá ÉL en VUESTRO GRAN DÍA.

Esmoquin-Mansolutely

Invitado-Perfecto-Mansolutely

Sois los protagonistas de esta historia, os merecéis disfrutar a la par del proceso hasta el día B, que os cuiden, os mimen, os hagan sentir importantes. ¿Por qué no iba a poder tu chico confeccionarse un traje a medida para su boda? Mansolutely confecciona trajes y camisas a medida con materias primas naturales. Defienden el uso del traje como la prenda que mejor sienta al hombre pero siempre y cuando sea hecho a la medida de su cuerpo.

Tengo que decir que era una escéptica pero tras llevar a cabo una prueba con J y confeccionarse un traje a medida en Mansolutely, doy fe, la diferencia es más que considerable. No contenta con ello, hice presión por conocer las impresiones de amigos que probaron el producto, éxito absoluto. El traje se adapta al cuerpo del hombre como una prolongación del mismo, resaltando sus virtudes y camuflando aquello que quieran disimular.

Adiós a esos novios que lucen chaqués que se convierten en capas de Superman al ritmo de “Follow the Lider”. Al final, la novia aparece resplandeciente en las fotos de rigor y el novio parece haber menguado días antes del evento, a juzgar por las arrugas del bajo de su pantalón de alquiler.

Si aún no estáis convencidos, voy más allá, la novia va a seguir gastándose más del doble, (y seguramente el triple o cuádruple) que él y encima el vestido acabará en el fondo de un armario de casa de su madre, mientras que el traje del novio, seguramente el que mejor le quede de todos los que tenga, podrá ser usado a partir de entonces en más eventos o actos sociales. Y muchos me diréis, mi chico quiere un chaqué ¿Cómo va a ir con la levita del chaqué por el mundo? ¡Por qué no aprovechar y confeccionarse una chaqueta de traje adicional, con la misma tela y a su gusto, para poder darle un doble uso a la prenda! ¡Levita para ocasiones en que deba llevar chaqué y chaqueta de traje para poder llevarlo cuando quiera! Además la oferta de telas hoy en día para confeccionar trajes y chaqués es realmente amplia. Me declaro fan de cualquier novio que luzca un chaqué azul el día de su boda.

En su web podéis configurar vuestro traje 100% personalizado y a medida o bien contactarles para solicitar ¡una cita gratuita en Madrid de nuestra parte!

Y ahora, ¿no crees que él también se merece ser único y especial el gran día?

Piénsalo y me cuentas. ¡Feliz semana!

Luna.

Comentarios