Luna Se Casa

Mi Bio

3 Motivos para decir ¡Sí! a las Fotos Preboda

Tras un parón en el blog de Luna Se Casa, volvemos a la carga ¡con muuuuchas ganas! Tenemos grandes novedades. La primera y más importante, […]

Tras un parón en el blog de Luna Se Casa, volvemos a la carga ¡con muuuuchas ganas!

Tenemos grandes novedades. La primera y más importante, hace un mes que tuvo lugar el gran día, La Gran Boda Lunera. Tenemos mil cosas que contaros, pero todo ello será poco a poco, que las cosas en pequeñas dosis saben mejor.

La segunda noticia os la habréis encontrado al entrar, ¡Luna Se Casa pasa a ser blog oficial de Enfemenino, cosa que nos hace muchísima ilusión!

Antes de meternos en harina, me gustaría hablaros de los últimos avances hasta el gran día. Ya os comentamos la importancia que le damos a las fotos en este post, así como lo difícil que fue la elección de la que para nosotros era la fotógrafa perfecta, Silvia Sánchez.

Cuando me senté con ella por primera vez, y comenzamos a hablar de cómo sería nuestra boda, me comentó la posibilidad de realizar una sesión preboda. En el momento me hizo gracia (me iba a tocar trabajarme a J, que esto de ser el centro de atención no lo lleva muy bien). Ahora, echando la vista atrás me parece un acierto. Muchas de vosotras nos preguntáis ¿Merece la pena? pues bien, hoy os traigo 3 motivos, más que considerables, para plantearos contar con la vuestra:

  1. Perder miedo a estar delante de una cámara: No sé vosotras, pero yo no estoy acostumbrada a ser el centro del disparo de ningún fotógrafo, hasta en vacaciones nos limitamos al móvil, y menos aun en situaciones que se escapen a “sonreír mirando al pajarito”. Por ello, para que el impacto el día B sea menor, un ensayo general nunca viene mal.
  2. Coger confianza con tu fotógrafo: Al fin y al cabo os habéis limitado a veros un par de veces, no os conocéis, y sin embargo va a ser tus ojos el día de vuestra boda. Cuenta con la responsabilidad suficiente como para que le dediquéis una tarde previa al gran día e intiméis un poco. Hará todo más sencillo y fluido el día B.
  3. Tener un recuerdo bonito de los preparativos: Aún no tenemos las fotos de la boda al haber pasado tan poquito tiempo. Sin embargo nuestra fotógrafa nos mandó un adelanto de la preboda para abrir boca y el resultado nos ha encantado. Unas fotos diferentes, cercanas, íntimas y cargadas de LOVE, ¡con lo que eso nos gusta!

Y como para muestra un botón, os dejo con los fotones que nos hizo Silvia en nuestra segunda casa, Malasaña.

¿Os animáis con unas fotos preboda molonas?

Luna. 

Fotos: Silvia Sánchez Fotografías

Comentarios