No sin mis weddings

Por Lola y NataliaMi Bio

Wedding in the Woods

Cada vez está más cerca la temporada de bodas y nosotras ya estamos con la maquinaria a pleno rendimiento y nuestras locuras van tomando forma. […]

Cada vez está más cerca la temporada de bodas y nosotras ya estamos con la maquinaria a pleno rendimiento y nuestras locuras van tomando forma.

Nosotras tenemos la filosofía de que nada es imposible y para muestra hoy os queremos enseñar la decoración de la boda de D&L y su “Wedding in The Woods”.

Los novios de la boda que os mostramos hoy querían algo  muy especial, que no “oliera” a boda y que recordara a los festivales musicales a los que ellos asisten con frecuencia y que les llevan a recorrer el mundo.
La localización ya tenía que ser un sitio que no tuviera nada que ver con los sitios de celebración. Soñaban con un bosque lleno de árboles y helechos, con rincones donde se montarían las diferentes zonas “festivaleras”.

Así que nos pusimos manos a la obra y encontramos el lugar ideal; un bosque en la sierra madrileña que podría recordar perfectamente a tierras inglesas que era lo que D&L buscaba; su Glastonbury a la española.

Los novios, que vivían en Colombia, y sus invitados que venían de diferentes países, sabían lo que querían y nada podía fallar, así que con un año de antelación diseñamos lo que sería el escenario de la boda más festivalera y más atrevida de la temporada.

La invitación fue un diseño online creado por el novio donde se evocaba esa magia y “buen rollo” de los festivales. D&L ya dejaban claro desde el primer momento, esto no sería una boda tradicional y todo estaría permitido y bienvenido. El dress code sería libre y aseguraban que los trajes tradicionales serían bien recibidos. Como era de esperar, este mensaje llegó a sus amigos, que aparecieron en la boda los kilt típicos de escocia, o con trajes típicos mejicanos… ¡Una boda realmente divertida!

El atrezzo y la decoración tenía que ser muy country y nada “bodil”; ceremonia decorada con lianas y flores campestres, diferentes puestos de comida para la recepción, tipis para la cena, un buffet inmenso de salados y dulces que hizo las delicias de los invitados, un escenario para acoger a los diferentes grupos de música y DJs que tocaron hasta el amanecer y por supuesto una iluminación espectacular que convirtieron el bosque en un lugar de cuento.

Como podréis ver en las fotos, la lluvia también nos acompañó, sin embargo, aunque muchos se hubieran echado las manos a la cabeza, fue la compañera perfecta para esta boda inspirada en Glastonbury. Y es que cuando todo se tiene previsto, no hay nada que temer.

La novia sabía que quería ir cómoda, con un vestido sin grandes estridencias, que fuera acorde con el resto de la boda. David Christian lo captó a la perfección y le diseñó un vestido muy sencillo pero con toques muy especiales. El look debía ser muy natural y fue el Salón Cheska quien se encargó de peinar la melena de la novia con unas ondas muy favorecedoras. Para el maquillaje confió en Bajobé, ¡nunca fallan!

Por supuesto, nada hubiera sido posible sin nuestros compañeros, colaboradores y sufridores que trabajaron durísimo para poder dar forma a nuestras locuras.

Mil gracias El Lebrillo Catering, La Fiebre Eventos, Masshiro, TipiChic y gracias a El Marco Rojo fotografía, por hacer estas fotos tan maravillosas.

 

Lola y Natalia
Wedding Planners

Comentarios