No sin mis weddings

Por Lola y NataliaMi Bio

Una boda bajo la lluvia

Antes incluso de saludar tenemos que disculparnos. Disculparnos por no haberos publicado nada desde hace un tiempo, pero como bien sabréis la mayoría, es temporada […]

Antes incluso de saludar tenemos que disculparnos.

Disculparnos por no haberos publicado nada desde hace un tiempo, pero como bien sabréis la mayoría, es temporada de bodas y este año hemos recorrido la geografía española de Norte a Sur y de Este a Oeste …¡y lo que nos queda!

Esto hace que tengamos muchísimas cosas nuevas que contaros así que vamos a por el tema que nos ocupa hoy: una boda bajo el agua.

¡El tiempo está loco! De repente te levantas una mañana y no puedes respirar del calor que hace o ¡lo mismo se prepara la tormenta del siglo!

Pero ni una cosa ni la otra podrá arruinar el día de tu boda si lo tienes todo previsto.

Una de nuestras parejas este año decidió casarse a finales de mayo…¿lloverá? ¿no lloverá?

Nosotras nos encargamos de que la incertidumbre no fuese un problema.

Los detalles

La preciosa finca Molino Tornero del Escorial, de la que ya os hemos hablado en anteriores ocasiones, fue el escenario de este mágico evento.

El día anterior había hecho un sol radiante, pero ese día nos levantamos con un cielo encapotado que anunciaba tormenta ¡y no veáis si llovió!

Todo estaba preparado, colocamos unas impresionantes carpas en la ceremonia, en la zona del coctel y en la cena para que todo el mundo estuviese a gusto y que encajaban a la perfección con el paisaje; además propusimos a los novios regalar a los invitados paraguas transparentes para que nadie acabara mojado y que además quedan preciosos en todas las fotos y dan un toque romántico maravilloso.

En la cena unas mantas súper agradables y calentitas hicieron la delicia de los invitados.

Toda la decoración respiraba un aire muy romántico y natural, con diferentes flores en tonos de rosas y blancos que cubrían cada rincón; desde la caminería con centros florales intercalados con cilindros de cristal y velas que creaban un ambiente acogedor e íntimo, hasta las mesas de la cena con cientos de velas en unos candelabros preciosamente decorados con flores ¡parecía un cuento!

Gracias una vez más a Masshiro por dar forma a nuestras creaciones.

Una espectacular mesa de postres fue el final de una cena maravillosa a cargo de El Lebrillo Catering y el inicio de una gran fiesta en la que los invitados se encargaron de caldear el ambiente. Durante toda la recena , una foodtruck hizo las delicias de todo el mundo.

La Fiebre Eventos fueron los encargados de poner luz a este día, llenando la carpa con guirnaldas de bombillas que complementaban a la perfección el ambiente creado por las velas.

Todos los elementos gráficos corrieron a cargo de Connubivm que, como siempre, hicieron un trabajo impecable.

Os dejamos unas fotos preciosas de la fotógrafa Sara Lobla que fue la encargada de inmortalizar el momento para que vosotros mismos podáis ver lo que os contamos.

Nosotras nos despedimos hasta el próximo post que, prometemos, no tardará en llegar tanto como este y que no os defraudará.

¡Feliz verano a todos!

Natalia y Lola

 

Comentarios