No sin mis weddings

Por Lola y NataliaMi Bio

No lo dudes: pon una Wedding Planner en tu boda

Ya ha pasado el verano, esa época en la que todos estamos más guapos, más relajados y donde seguramente vivimos el amor más intensamente. No os […]

Ya ha pasado el verano, esa época en la que todos estamos más guapos, más relajados y donde seguramente vivimos el amor más intensamente. No os hacéis una idea de lo enamorados y felices que nos escriben muchísimas parejas que se han prometido durante sus vacaciones.
Es por eso que el otoño es la época donde más bodas se contratan. Así que seguro que muchos de los que os encontráis leyendo este post estáis comenzando con la aventura que supone organizar una boda y estáis delante de la pantalla buscando un poco de inspiración.

En esta época muchas parejas nos escriben asustados, indecisos, perdidos y abrumados por la cantidad de información que existe en la redes, en los blogs etc. Muchos no saben por donde empezar y necesitan a alguien que les eche una mano, que les guíe para poder dar forma a sus sueños: necesitan una Wedding Planner.

La mayoría de la parejas han oído hablar de las Wedding Planners pero muchas no saben cuales son nuestras funciones ni como podemos ayudarles.

Muchos tienen creada una imagen sobre nosotras muy cinematográfica y vienen por primera vez a nuestra oficina esperando encontrarnos con un pinganillo en la oreja, un iPad en la mano y subidas a unos tacones infinitos. Y la mayoría se sorprende. Nosotras les recibimos en nuestra ofi que es como una casa. Ya que es lo que queremos. Nuestro objetivo es que se sientan como en casa. Que estén cómodos. Al final, sentados en ese salón y en esos sofás vamos a dar forma al día más importante de sus vidas.

Nuestro trabajo es apasionante ya que cada proyecto es absolutamente diferente. Cada pareja tiene unos gustos, unos requisitos, un estilo de vida, un presupuesto… La misión de una Wedding Planner es poder entender y escuchar los sueños de quien viene a buscarnos. Nuestro valor reside en nuestra capacidad para hacerlos realidad.

Cuando vienen a buscarnos siempre nos preguntan en qué podemos ayudarles; siempre les contestamos que nosotras les guiamos en todos los pasos que hay que dar para organizar una boda.

Nuestra labor no tiene límites
Las Wedding Planners tenemos que ser capaces de cumplir todos los deseos de las parejas que nos contratan. Nosotras les ayudamos con los papeleos, buscamos localizaciones, creamos un proyecto creativo y una identidad gráfica para su boda, transformamos espacios gracias a la decoración, la iluminación… Cuando los invitados tienen que trasladarse les ayudamos con sus transportes, sus alojamientos… Recomendamos a los mejores colaboradores; caterings, chefs, fotógrafos y videógrafos, músicos, etc  Pero lo más importante es tener en cuenta que nosotras no tenemos exclusivas. Tenemos que ser capaces de organizar una boda en un árido campo o en la finca de bodas más preparada. Una Wedding Planner tiene que conocer a los mejores colaboradores, a los que de verdad ofrecen ese servicio o producto excelente que nuestro clientes necesitan.  Las Wedding Planners no tomamos la decisión final pero nuestra misión es facilitar que los novios puedan elegir lo que mejor se adapte a su proyecto y dar la garantía de que no va a fallar.

Así que a todos los que estéis empezando este maravilloso camino que supone organizar una boda y habéis decidido contratar una Wedding Planner, que sepáis que habéis tomado la mejor decisión ya que tendréis a vuestro lado a una persona que se ilusionará con vuestra boda como si fuera la suya y será capaz de luchar contra viento y marea para conseguir que vuestro día sea mucho mejor que en vuestros sueños.

Comentarios