Objetivo It Boy

by Roberto RuizMi Bio

Lujo y ocio en Taipei

¡Hola a todas! ¿Qué tal la Semana Santa? Espero que hayáis disfrutado de unas merecidas vacaciones, de descanso, placer y relax para recargar las pilas […]

¡Hola a todas!

¿Qué tal la Semana Santa? Espero que hayáis disfrutado de unas merecidas vacaciones, de descanso, placer y relax para recargar las pilas y afrontar una nueva semana superando todos los efectos de la astenia primaveral. Yo como es decía la semana pasada estoy a pleno rendimiento en un no parar de castings, sesiones y proyectos en Taipei, una ciudad que brilla con la intensidad del neón y que vive la moda de una forma muy especial.

Es realmente impactante ver cómo funciona la industria de la moda en China, Taiwán y Japón, países que como en otros sectores de la economía toman las riendas del diseño y del mercado.
El aspecto que más me llama la atención es el contraste entre la tradición, la cultura popular y la modernidad tecnológica de sus centros financieros. Esta semana he podido descubrir de primera mano el mundo del lujo, la pasión que sienten por la moda internacional y la vanguardia tecnológica y musical que late en el corazón de la alta sociedad.

La emblemática Torre Taipei 101, de la que ya os hablé la semana pasada, no sólo es el centro neurálgico de las finanzas sino también del lujo y del shopping en esta ciudad. En los bajos de este rascacielos se encuentran las principales firmas de la moda europea, por las que sienten verdadera veneración: Dolce & Gabbana, Louis Vuitton, Gucci y Prada. Como podéis ver en las fotos sus tiendas son templos del diseño que ganan terreno en el mercado asiático, constituyendo un punto de referencia imprescindible de estas casas de la moda a nivel mundial. He hecho comparación de precios y creo que en Europa al cambio sale a mejor precio, por ello cuando van a España arrasan en la Milla de Oro de cada ciudad.

Otro índice del barómetro del lujo en Taiwán son los night clubs y discotecas. En Taipei se encuentran algunas de los más flipantes templos de la música electrónica y del láser. De primera mano conocí el Luxy Club, un night club de seis plantas, donde han pichado los Dj’s más internacionales, con un diseño interior alucinante, zonas privadas, lounge y poblado de rostros del mundo de la moda. Es algo curioso irrumpir en este círculo de beauty people en el que poco a poco voy descubriendo “quién es quién” y donde sorprendentemente algunos ya conocían mis trabajos (¿la ventaja de ser rubio?). Y eso sí, la fiesta es un verdadero punto de encuentro entre oriente y occidente, ahí no hay diferencias culturales: música, copas, luces y happy party, la globalización de la felicidad.. jejejeje

Bueno, así que empezamos semana nueva en la que espero conocer museos de arte contemporáneo, el night market y hablaros también de algunos de mis trabajos que se presentan próximamente en España…

Un beso grande desde Taipei.

Alberto Rubio

Comentarios