Objetivo It Boy

by Roberto RuizMi Bio

Trajes para hombre… de clásico, nada

¡Hola a todas! Esta semana en Objetivo It Boy tengo el placer de presentaros en exclusiva mi último trabajo realizado en España, antes de volar […]

¡Hola a todas!

Esta semana en Objetivo It Boy tengo el placer de presentaros en exclusiva mi último trabajo realizado en España, antes de volar al gigante asiático, y que nos sirve para analizar el nuevo concepto del traje de ceremonia para el hombre. Hasta hace poco los hombres lo hemos tenido muy crudo a la hora de vestirnos para la ceremonia y nos hemos visto sometidos a la idea de elegancia clásica y protocolaria, encorsetados en un estilo tradicional. Traje, tres cuartos y chaqué ha sido el “sota, caballo y rey” para enfundarnos en una especie de disfraz carnavalesco que nos convierte en pingüinos o en hidalgos de la elegancia perdidos en una fiesta. Si somos sinceros ¿cuántas veces nos hemos sentido disfrazados en medio de una boda, una ceremonia o en cena de gala? Los primeros trabajos de renovación de estos prototipos vinieron de la mano de las grandes firmas como Dior, Dolce & Gabbana o Paul Smith que en sus últimas creaciones fusionaron la prestancia clásica francesa, el diseño italiano y la sobriedad inglesa bajo la tendencia Bello Illuminato y que tuve el honor de encarnar en una editorial que se publicó a nivel internacional y cuyos looks hemos podido ver después en los photocalls de premios y galas de cine. Entonces en un post reclamaba ¿qué pasa con la moda española? Bueno.. pues.. ya tenemos respuesta.

Por fin, desde España, surge una auténtica revolución de la ceremonia para el hombre con la colección Bielson de Miquel Suay que cumple las expectativas que muchos teníamos en el diseño que se sitúa entre la alta costura y el prêt-a-porter. Sin duda, él es un maestro del diseño de autor que ha presentado sus colecciones en Milán y otras capitales internacionales y para quien han trabajado rostros tan importantes como Jon Kortajarena, Andrés Velencoso, Rubén Cortada, Antonio Navas o Javier de Miguel, que ha sido imagen de la marca durante muchas temporadas. Es para mi honor, tomar ese legado y ser imagen de esta colección que apuesta por la adaptación del lujo a las necesidades de nuestro fondo de armario. Sus trajes entallados mantienen la esencia de la sastrería italiana pero sus cuellos y solapas se adhieren como un accesorio que podemos retirar para diversos usos del traje. Es una manera de adaptarse a las exigencias de los nuevos tiempos donde el lujo mal entendido es un síntoma de mal gusto (a mi modo de ver). El microchaqué es otra de sus innovaciones de diseño que se completan con las camisas de cuello alzado y corbatas abullonadas que dan un aire aristocrático a nuestro look.

Esta colección se presentará en la Pasarela Gaudí el 3 de mayo en un desfile en el que me encantaría estar presente, pero como sabéis me encuentro trabajando intensamente en Taipei. Por eso, deseo mucha suerte a todo el equipo y espero que tenga el éxito al que nos tiene acostumbrados.

Un beso y feliz semana

Alberto Rubio

Comentarios