Objetivo It Boy

by Roberto RuizMi Bio

Oda a los tirantes

American Playboy no será la mejor película, pero sí la que mejor luce los tirantes. Ashton Kutcher, con su chulería, la convierte en un manual […]

American Playboy no será la mejor película, pero sí la que mejor luce los tirantes. Ashton Kutcher, con su chulería, la convierte en un manual de estilo construido con un complemento como piedra angular. Un homenaje a los tirantes, que marcan de forma explícita la sofisticación de su personaje.

Hay complementos que son los protagonistas. En el caso de Nikki, interpretado por Ashton Kutcher, los tirantes son su impronta, su huella dactilar, lo que le distingue del resto. Por eso siempre los lleva: con jersey, con camiseta, con vaqueros, con traje; para salir a tomar una copa, para bajar a comprar el pan o incluso, para estar por casa. Nunca renuncia a su estilo. Pedirle que se quitara los tirantes sería como decirle a una cebra que se tintara las rayas.

Hockston, la firma especializada en este complemento, apuesta por su reinvención, al igual que Nikki, como acompañante del hombre en cualquier situación. Así diseñan una línea business, fundada en la elegancia, otra casual, con materiales como el cuero premium, y otra urbana, para patearte la ciudad.

Alguien debería decirle a Albert Thuston, quien allá por 1820 fabricó los primeros tirantes como una extensión de la ropa interior, que en realidad estaba inventando una estética clave del hombre sofisticado.

Roberto Ruiz

Comentarios