Objetivo It Boy

by Roberto RuizMi Bio

El coche de un gentleman

Dicen que los perros se parecen a sus dueños. En el caso de un gentleman, ocurre con su coche. Todo caballero establece una relación especial […]

Dicen que los perros se parecen a sus dueños. En el caso de un gentleman, ocurre con su coche. Todo caballero establece una relación especial con él, de modo que es impensable recordar a Steve McQueen en Bullitt sin su Mustang, a Robert Redford en Gatsby sin su Rolls-Royce o a Ryan Gosling en Drive sin su Chevy Malibu de 1973.

“Los coches que hacen hoy en día parecen todos maquinillas de afeitar”, decía Mickey Rourke en Sin City. Una descarada inclinación por los clásicos prueba que su personaje también era un gentleman, pero a su manera. Él llevaba gabardina, pero de cuero. En su origen, classicus quería decir “con clase”. Gracias a ellos, lo sigue diciendo.

De vez en cuando, estos nostálgicos tipos se sienten helados. Vulnerables en la intemperie de la calle. Aunque estén en casa. Pero entran en su coche y la susceptibilidad se desvanece. En él son comprendidos y acogidos. Sienten el calor de una madre, pero se lo pasan tan bien como con un amigo, pero se quieren de la forma que lo hacen dos amantes.

Olliver Abbott lo reivindica en su última campaña, producida en Manhattan con los elementos indispensables: estética gentleman y coche clásico. Con un Cadillac DeVille de 1972 y su nueva colección fall-winter 17/18, refuerza este vínculo por las calles de Nueva York.2D32135C-DF15-4989-A157-34B2A89E1540
Roberto Ruiz x Olliver Abbott
AF6FC764-D43A-4887-A4EA-46FB5BEED052
10
Roberto Ruiz x Olliver Abbott
9A6CC3F1-1BC1-43DD-9A47-4DA9CDE011C1

Jersey, camisa y bolso de piel disponibles en olliverabbott.com

Roberto Ruiz

Comentarios