¿Quién viste qué? Fashion & Lifestyle

Patricia I. BertomeoMi Bio

Mis bañadores favoritos para esta temporada 2017

Cada estación tiene su “renovación” de armario, como lo llamo yo y ahora ahora que estamos a punto de entrar en verano, el momento para […]

Cada estación tiene su “renovación” de armario, como lo llamo yo y ahora ahora que estamos a punto de entrar en verano, el momento para encontrar nuestro bañador de la temporada ha llegado.

Llevo tiempo buscando uno que sea especial, diferente y con el que me sienta a gusto, porque sí que es cierto que biquinis tengo cientos y, la verdad, que son más fáciles de encontrar. Pero este año me he propuesto comprarme un par de bañadores de tendencia para ponérmelos en las tardes de playa y estar bien cómoda jugando en la arena a las palas o al fútbol con mis primos. Este año los bañadores vienen cargados de las tendencias más top de la calle. He visto mucho volante en el pecho, colores suaves o muy estridentes, prints de tendencia y, una que me ha encantado, el corte brasileño. Creo que se trata de un estilo muy sensual y que queda bien a la mayoría de cuerpos. Alarga las piernas y esculpe los muslos, así que hay un alto porcentaje de que mi nuevo bañador tenga estas características.

 

Volantes, ¡cómo os quiero!

Son divertidos, aportan mucho movimiento y además nos ayudan a conseguir disimular algún que otro defectillo que no nos gusta demasiado. Personalmente prefiero los volantes en la parte de abajo. En la mayoría de los biquinis que tengo con volantes están en la braguita, pero es justo por lo que mencionaba antes. Mi pequeño defectillo, que me gustaría disimular, lo tengo en las piernas y si puedo tapar un poco de muslo con ello mejor. Pero esta temporada, como me he decidido a tener un bañador, he querido también cambiar este concepto. Además con la tendencia “vigilantes de la playa” ahora en los bañadores, con el corte brasileño en la parte inferior del bañador, difícil lo voy a tener si no quiero enseñar esa zona. De mis favoritos están estos tres.

Personalmente los estampados de flores me gustan mucho en vestidos y camisas vaporosas. Así que la opción de lucirlo también en la playa o la piscina no me disgusta para nada. El del centro en verde oliva es de Oysho y la verdad es que me encanta, pero no se yo cómo quedará cuando esté mojado. Lo mismo se pone demasiado oscuro y ya no tiene esa gracia brillante. Otra cosa que me gusta mucho también de estos bañadores son los cortes. Creo que el más cómodo es el liso, pero sin duda, el corte halterofilia y los volantes caídos a la altura casi del codo consiguen un estilismo que perfectamente podríamos llevar con una falda para tomar algo en el chiringuito y alargarlo hasta la noche.

Un verano estampado

Creo que ha quedado claro que los bañadores cuanto más divertido mejor, ¿no? pues otros que me estoy planteando son estos con prints diferentes. No podía faltar, por supuesto, el estampado vichy. Desde que Brigitte Bardot decidiese romper todos los moldes con su vestido de cuadros estampado por excelencia, este print no ha dejado de estar presente en el mundo de la moda. Aunque cobrara especial importancia en la década de los 60, en los vestidos veraniego, fue en los 80 y en los 90 cuando tomó realmente fuerza y llegó para quedarse como un clásico más. Si bien antes lo encontrábamos en vestidos o faldas de vuelo, ahora hay un completo abanico de posibilidades en el que se encuentran los bañadores.

En este caso he elegido un corte en forma de corazón porque creo que realza muchísimo el pecho. Son super femeninos y las tiras anchas le aportan ese toque retro del que hablábamos antes. Pero no solo de “vichys” puede vivir mi armario este verano. Los estampados más pequeños son perfectos para parecer más esbelta. Al no definir un punto claro en nuestra figura, difumina aquellas zonas más gruesas. Así que si te pasa como yo y tienes algunas zonas de tu cuerpo, como la tripa o las caderas que te gustaría disimular, esta puede ser nuestra mejor opción. Y como no, para divertirnos un rato no puede faltar un bañador con prints atrevidos como este con mensajes informáticos en colores pastel.

Tijeretazo y ¡a al agua!

La tendencia cut out lleva rondando por nuestro armario desde hace ya casi cuatro años. Llegó con fuerza en el 2013 e invadió ser´seis, camisetas y vestidos, pero este año parece que quiere hacerse un hueco también en nuestros estilismos más playeros. ¡Por si no enseñáramos poco ya en biquini! No, es broma. La verdad es que a mí me gusta mucho esta tendencia. Los recorte asimétricos son mis favoritos. Por eso creo que este bañador naranja de Etam va a ser una de mis próximas adquisiciones aseguradas. Otra de las tendencias que no podemos dejar pasar es el de el escote corsario. No hay mejor sinónimo náutico que unos buenos cordones cruzándonos el pecho (y más ahora que está tan de moda “Piratas del Caribe”). Yo recomiendo encarecidamente esa tipo de bañador si queremos ese look marinero, pero estamos hartas de las rayas navy de toda la vida. Y, como no, creo que no podría faltar en ningún armario trendy un bañador rojo. El que he escogido es también de Oysho y lo que más me gusta es el fruncido en la parte posterior. De nuevo perfecto si buscamos disimular un poquito la zona del abdomen. Además estiliza muchísimo la zona de la cintura gracias al corte transversal.

Si aún no te has decidido por un bañador para esta temporada de verano ficha mis propuestas y arriésgate con algún modelo nuevo. Yo creo que ya tengo varios asegurados que se vienen conmigo de vacaciones, ¿cuáles son tus favoritos? ¿eres más de bañador o de biquini? ¡Cuéntame!

 

Comentarios