¿Quién viste qué? Fashion & Lifestyle

Patricia I. BertomeoMi Bio

Receta de desayuno fitness de chocolate

En plena operación biquini el simple hecho de pensar en chocolate, ya nos llena de culpabilidad, ¿no? ¿O sólo me pasa a mí? En mi […]

En plena operación biquini el simple hecho de pensar en chocolate, ya nos llena de culpabilidad, ¿no? ¿O sólo me pasa a mí? En mi casa, la nevera está llena de coliflor, brócoli, berenjena, manzanas, kiwis… que más que una nevera parece el pasillo de frutas y verduras del supermercado. Pero es que esto tampoco es bueno. El otro día, hablando con un amigo nutricionista, me dijo que los extremismos hay que evitarlos siempre. No es tampoco sano, obsesionarse con comer siempre perfecto. Necesitamos esos momentos en los que nos permitimos un buen desayuno o nos apetece chocolate. Por lo menos yo hablo por mí. Creo que para llevar una dieta saludable es fundamental no ser extremadamente estrictos con nosotros mismos, porque al final siempre caeremos en excesos, locuras incontrolables y bajones no deseados. Y hablo desde la experiencia, creedme. Por todo esto, para aquellos que como yo, les encante desayunar he creado esta receta fitness de bizcocho con sirope de chocolate.

Alternativas saludables

Como todo en la vida, siempre podemos encontrar, en este caso un ingrediente, que sustituya al que no es considerado “bueno” para nuestra alimentación. ¿Con esto qué quiero decir? Que podemos desayunar de una forma completa y saludable evitando azúcares, grasas o para aquellos con intolerancias, sin lácteos o gluten. La receta que os propongo viene inspirada por unas hermanas, que me encantan, y se dedican a hacer esto de las recetas fitness. De platos comunes, consiguen una alternativa más saludable y, lo mejor de todo, de la forma más sencilla . La receta en la que me he inspirado es un brownie con nueces, pero para hacerla más mía y esponjosa yo he optado por usar el microondas en vez del horno. Además de esta forma ahorramos tiempo y no solo podremos hacernos este desayuno fitness de chocolate los fines de semana.

En cuanto a los ingredientes de los que os hablaba anteriormente. Una receta de bizcocho, de toda la vida, suele llevar huevos, azúcar (mucho azúcar), aceite, harina de trigo y un yogur natural. ¡Ojo! Que

no estoy diciendo que estos ingredientes sean malos, porque para nada lo son. Bueno, lo mismo el azúcar bueno, lo que se dice bueno… pero quiero decir que estos mismos ingredientes tienen alternativas saludables con las que nos sentiremos muchísimo mejor, sabiendo que estamos tomando alimentos healthy y mucho más saciados. Yo soy experta en desayunos que sacian, porque no hay cosa que más me guste que desayunar, así que para alargar esa maravillosa sensación, suelo hacerme comidas completas que me hagan aguantar toda la mañana en mi jornada laboral. Pero vamos a por los sustitutivos de los que hablaba anteriormente. A continuación te indico cuáles son los ingredientes que utilizo yo normalmente para hacer este tipo de bizcocho. Hay que tener en cuenta que yo lo hago individual, solo para mí, así que las medidas son para un bizcocho individual. Otra idea es hacer mini cupcakes. Simplemente compramos unos moldes para magdalenas de papel o de silicona, si nos vamos a aficionar y dividimos la masa.

Ingredientes

  • La mitad de un yogur natural 0% M.G.
  • 40 g de harina de avena
  • 10 g de proteína de chocolate
  • 3 claras de huevo
  • 1 huevo entero
  • Edulcorante al gusto
  • Una pizca de levadura
  • Sirope de chocolate
  • Esencia de vainilla (opcional)
  • Semillas de chía (opcional)

Los pasos son sencillísimos. Ponemos en el vaso de la batidora la harina de avena (ahora mismo podemos encontrar la harina en cualquier supermercado. Pero si ya tenemos copos en casa, también podremos utilizarlos, simplemente los trituramos un poco antes y ¡listo!). Añadimos la proteína de chocolate, a mí esta me encanta. Y os aseguro que por tomarlo, no os vais a poner super musculadas. Está bien dulce y puede servirnos para un montón de recetas evitando el azúcar. Echamos una pizca de levadura y a continuación el yogur. Después continuamos con las claras, el huevo, el edulcorante al gusto (aunque en el fondo no es muy necesario gracias a la proteína de chocolate) y, por último, si queremos, podemos añadir un poco de esencia de vainilla y unas semillas de chía para decorar.

Batimos bien toda esta mezcla y lo ponemos en un molde apto para microondas. A una potencia alta (esto siempre depende del microondas que tengamos) lo programamos cinco minutos y esperamos. ¡Cling! Una vez hecho, lo desmoldamos con cuidado de no quemarnos y acto seguido echamos por encima un poco de sirope de chocolate fit. Como hemos empezado este post, esta es una alternativa saludable, de la que tampoco hay que abusar, pero que le dará ese toque perfecto para redondear el bizcochito.

¿Qué te parece? ¿Fácil, no? Pues ahora las combinaciones son infinitas. Sin ir más lejos el otro día preparé uno muy parecido, por no decir casi idéntico, pero con yogur de piña y almendras laminadas crudas, ¡estaba increíble!

No os olvidéis de la parte más importante de todas, ¡mojarlo en la leche! (que puede ser vegetal si así preferís). Esta es una de mis recetas más recurridas y más deseadas. Espero que os guste y que empecéis a experimentar como he hecho yo. ¡No habrá quien os pare!

Comentarios