¿Quién viste qué? Fashion & Lifestyle

Patricia I. BertomeoMi Bio

5 consejos para el cuidado de la piel que me hubiese gustado haber cumplido antes

Cuando el termómetro comienza a elevar su temperatura y los días soleados empiezan a ser una realidad constante, es cuando todos iniciamos nuestra pequeña lucha […]

Cuando el termómetro comienza a elevar su temperatura y los días soleados empiezan a ser una realidad constante, es cuando todos iniciamos nuestra pequeña lucha por estar lo más bronceados posible. Como si esta competición fuese algo obligatorio, siempre caemos en maltratar la piel y exponernos a problemas de salud que, aunque en nuestros años de juventud no le damos importancia porque lo vemos muy lejano, a la larga puede pasarnos factura. Aquí os expongo 5 consejos para el cuidado de la piel que me hubiera gustado haber cumplido antes.

1- Aplicar la crema solar con antelación

Habitualmente la correcta aplicación de la crema solar es algo a lo que no damos la suficiente importancia. Solemos ponernos crema una vez estamos sentados en la toalla cuando lo adecuado sería utilizarla al menos 30 minutos antes de exponernos al sol y volver a usuarla sobre todo nuestro cuerpo cada dos horas. Si eres de los que te gusta recrearte dentro del agua y nadar durante un largo rato, cuida que el agua no elimine toda la crema y para ello, lo más seguro y fácil es que te apliques un protector water resistant, que son aquellos que duran hasta 40 minutos. Asimismo, si usas protectores waterproof el efecto se amplía hasta los 80 minutos, así tu única preocupación será disfrutar sabiendo que tu piel está protegida.

2- Saber qué factor solar es el adecuado

El correcto factor de protección (SPF) es algo que desde mi adolescencia nunca he tenido claro y la mayoría de personas desconoce. El factor 15 me parecía demasiado bajo y el factor 50 algo desorbitado que sólo nuestras madres nos obligaban a usar. Por ello, una pequeña explicación hubiese sido de utilidad y cómo nunca es tarde si la dicha es buena, aquí os hago una breve aclaración.
Si eres de piel blanca o muy clara, tendrás que usar el factor 50+ para evitar acabar como un salmonete y exponerte a problemas cutáneos. Si tienes una piel normal tirando a clara, asegúrate utilizar un factor alto, entre 30 y 50 SPF. Solo puedes permitirte usar factores solares más bajos si tienes una piel naturalmente oscura y que se broncea con mucha facilidad. A su vez, el número de factor solar en tu crema dependerá también del tiempo de exposición, cuántas más horas bajo el sol, mayor debe ser el factor de protección.
Si aún no te sientes preparado, lo primero es equiparse con los productos adecuados, por ello y para que tu bolsillo no sufra demasiado Promofarma.com te ofrece un cupón exclusivo de un 10% de descuento en protectores solares.

3- Evita las horas centrales del día y cubre tu piel

Todos tenemos tendencia a pensar que cuándo más morenos nos vamos a poner es en las horas centrales del día –de 12.00 a 17.00 de la tarde-, cuándo más alto está el sol y más pega. Pero nada más lejos de la realidad, ya que, a parte de ser una técnica muy peligrosa debido a que es cuando los rayos del sol son más perpendiculares y es más agresiva la exposición solar, podemos arriesgarnos a dañar nuestra piel por la elevada radiación. Un consejo es llevar siempre gorros y ropa que pueda cubrir tu piel para que no esté expuesta a cada instante.

4- Cuida tu alimentación

El verano es una época en la que más nos despreocupamos por nuestra alimentación y en ocasiones caemos en comer lo más práctico y fácil posible, que habitualmente se traduce en una mala nutrición. Si quieres estar saludable y darle al cuerpo lo que necesita, consume las suficientes vitaminas y minerales en forma de fruta y verdura. Además si lo que quieres es mantener un tono de piel bronceado más facilmente, la ingesta de estas frutas y verduras ricas en carotenos, como zanahorias, melocotones, cerezas o fresas acompañadas de verduras de color verde oscuro como las espinacas, estimularán la formación de melanina, sustancia que se encarga de la pigmentación de la piel, que permitirán que mantengas tu bronceado de forma natural.

5- Hidrátate adecuadamente

Otro de los consejos que, pese a que como tú he escuchado hasta la saciedad, me hubiese gustado haber cumplido antes, es hidratarme adecuadamente, tanto interiormente como exteriormente. Beber dos litros diarios de agua siempre me ha parecido un castigo y una meta que solo cumplía los primeros días y luego caía en el olvido. Para ello, no hay nada como ser creativo, si el agua tal cuál te aburre, añádele sabor con tés , endulzantes naturales como frutos rojos o dale un toque cítrico con limones o naranjas.
Exteriormente no olvides aplicarte crema hidratante cada vez que te expongas al sol, tanto corporal como facial. También es importante el cuidado del cabello, que sufre la sequedad del sol, la sal y productos químicos como el cloro, por ello hidrátalo con una buena mascarilla al menos una vez a la semana para que recupere brillo y vitalidad. Además, asegúrate que tu cabello está protegido diaramente de la radiación con protectores en sprays e hidrátalo gracias a sustancias milagrosas como el aceite de argán o acondicionadores con keratina.
Estos son mis 5 consejos para el cuidado de la piel que me hubiese gustado haber cumplido antes, pero como nunca es tarde, hoy en día para mi son un must cada verano.


Escrito por Claudia Martín

Comentarios