¿Quién viste qué? Fashion & Lifestyle

Patricia I. BertomeoMi Bio

Apuesto todo al rojo

Este otoño tiene un color que es el claro protagonista. El rojo. Ya hablé de él en este otro post, pero hoy quiero darle un enfoque […]

Este otoño tiene un color que es el claro protagonista. El rojo. Ya hablé de él en este otro post, pero hoy quiero darle un enfoque diferente. Quiero llevármelo al lado beauty y reservarle un sitio especial en el tocador. Más allá de barras, brillos o lápices de labios en color rojo, existe un mundo de productos donde podemos sacarle mucho más partido a todas sus gamas. Esto no quiere decir que no podamos seguir apostando por nuestros labiales rojos favoritos, sino que el color rojo no tiene por qué quedarse solo en nuestra boca.

Es importante señalar que este tipo de maquillaje no es fácil, pero bien llevado puede darnos un toque entre sensual e intrigante que a mí me gusta mucho. Si tenemos en cuenta el color de nuestra piel y cabello las tonalidades variarán bastante, pero si lo que queremos es experimentar, podemos seguir una línea de rojos que sean más terrosos o cobres que, por lo general, favorece a la mayoría de rostros.

La última tendencia ahora mismo es ahumar los ojos en la gama de los rojos. Lo mejor para acertar es ir probando con varias tonalidades que sean más terrosas y no solo quedarse en las sombras de ojos como tal. Podemos probar incluso con coloretes o lápices de labios para sacarle toda la intensidad posible. Yo apuesto por ahumarlos en varias gamas y si tienen brilli brilli mejor que mejor. La verdad es que no es un maquillaje para el día a día, pero sí que lo veo adecuado si lo que queremos es impactar en una reunión o si tenemos una cita importante donde queramos llamar la atención de nuestro interlocutor. ¡Seguro que se queda pendiente de nuestra mirada! Este tipo de ahumados tienen muchas ventajas. Si tienes los ojos marrones, como el común de los mortales latinos, digámoslo así, tus ojos se verán mucho más grandes y vibrantes, mientras que en los azules se verán más eléctricos. Por su parte, en los verdes destacarán muchísimo más la intensidad del color.

Otra forma de sacar partido al rojo en nuestro maquillaje es usar nuestra barra de labios como colorete. Utilizar nuestro labial en la zona de los pómulos aporta un toque jugoso con el que divertirnos maquillando. Jugar con la longitud e intensidad de nuestros pómulos era una moda muy del ochenta y ahora la podemos recuperar con fuerza para hacer juego con otra de las tendencias top de este otoño, los pendientes XXL. Siempre hemos tirado a los rosados para alegrar un poco el rostro, o al menos eso era lo que yo hacía, pero ahora podemos usar tonos más intensos para elevar nuestra sonrisa hasta el infinito. ¿Quién no sonríe aún para darse el colorete? La verdad es que no se si es una buena técnica, pero ayuda mucho. Mis tonalidades favoritas son las que se asemejan más al naranja, pero eso ya es algo más personal. Es más, gracias a los descuentos de Douglas elijo varias tonalidades anaranjadas y voy probando mezclando los colores. Si lo usamos de forma correcta, podemos conseguir un rubor que puede llegar a ser muy natural, aunque en principio parezca que no. El truco es empezar siempre de menos a más. Con poco pigmento en la brocha e ir marcando un poco. Si queremos más intensidad, la vamos aplicando poco a poco hasta que lleguemos al tono que más nos guste.

Y por último los labios, aunque sea un básico, es imposible no hablar de él o mencionarlo, al menos, si apostamos todo al rojo. Aquí la libertad de elección en cuanto a las tonalidades es absoluta. Sí es cierto, que lo que más estamos viendo son las gamas en mate, pero también, se ha visto sobre la pasarela, labios glossy y con mucha brillantina. Así que ¡imaginación al poder!. Esta es la mejor parte del maquillaje, cuando tenemos manga ancha para divertirnos y jugar con sombras, brillos, luces y colores. Yo tengo una colección de labiales en rojo de todas las tonalidades posibles, (bueno siempre hay alguna por descubrir ;)) y la verdad es que la idea de crear un maquillaje basado todo en rojos me parece un desafío del que puedo esperar a experimentar ya, ¿y tú? ¿te sumas a la apuesta?

 

Comentarios