El verdadero descubrimiento del viaje no consiste en buscar nuevos caminos, sino tener nuevos ojos

¡¡¡¡Holaaaaaa!!!! Ya han venido los Reyes, ya nos hemos comido el roscón, ya hemos dicho adiós a estas Navidades. Toca recoger el árbol de Navidad, los belenes, los adornos navideños… Ya vuelve todo a la normalidad, bueno, ahora es el turno de las rebajas, los descuentos en todas las tiendas…

El espíritu navideño ya se ha quedado atrás, y ahora comienza un nuevo periodo, lo que llaman “La cuesta de enero” (a mí particularmente no me gusta nada esta expresión). Es el momento de ponerse a dieta después de los excesos navideños, de empezar a poner en práctica los propósitos de este año, es el turno de pensar cómo queremos vivir, cuáles son nuestros objetivos, qué queremos conseguir en este 2017…

Es el momento perfecto para que cojáis una hoja, un boli y empecéis a escribir la historia de este nuevo año, visualizar lo que queréis tener en vuestra vida. Como ya sabéis,  si lo tenéis en vuestra mente, lo tendréis en vuestra mano… Pedid y se os concederá… Poned en práctica la famosa “Ley de la atracción”. Para mí esta ley ha sido fundamental en mi vida y en mi libro “Reflexiones de una rubia” os cuento por qué.

Un propósito que tengo claro este año es:  Seguir disfrutando de TODO lo que hago. Esa es mi máxima, porque cuando pierdo la ilusión, es la señal que me indica que ese no es el camino que tengo que seguir. ¿Sabías que el cuerpo nos manda señales constantemente? Nos avisa, pero la mayoría de las veces no las  escuchamos porque tenemos demasiado ruido interno. Por eso es tan importante que nos dediquemos cinco minutos al día, ya que puede cambiar nuestra vida…

A por el lunes con nuestra mejor energía. ¡Feliz día para todos y no os olvidéis de sonreír!

Reflexión del día: Aprendí que no se puede dar macha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida en realidad es una calle de sentido único.

Jersey: Namdalay.com

Camisa: Stradivarius

Pantalones: Zara

Sombrero: Namdalay.com