¡¡¡Buenos días familia!!! ¿Cómo estáis? Espero que muy bien, que el finde os haya servido para descansar y desconectar. Ya sabéis que hay que buscar ratitos para nosotros, sé que os insisto mucho, pero hacedme caso, es fundamental para tener una vida plena. Entramos en “La semana del amor”. Sin amor no podríamos vivir y, ojo, no sólo hablo del amor en pareja, hablo del amor a un hijo, a la familia, a los amigos, a la vida, a uno mismo…

En mi libro “Reflexiones de una rubia” os explico que para mí el “amor” es “la medicina el mundo”. Mañana es San Valentín.  Es cierto que este día se ha convertido ya en algo comercial, perdiendo así su verdadero significado en muchos casos. Hay una especie de “obligación” de regalar algo a la pareja en este día tan señalado como muestra de nuestro cariño. E incluso yo he visto discutir a algunas parejas porque en “este día señalado” una de ellas no le compró nada.

Soy de las que piensa que el amor hay que cultivarlo todos los días con cariño, comprensión, paciencia, respeto, tiempo, dedicación. Para mí es el mejor regalo que podemos hacerle diariamente a nuestra relación. Con estos ingredientes sólo pueden salir cosas buenas y construir a la larga algo bonito y duradero.

Tener  detalles es bonito, pero pierde la magia cuando se convierte en una obligación, ¿verdad? ¿Vosotros qué opinaís?

A por el lunes con nuestra mejor sonrisa, ¡¡¡feliz día para todos y no os olvidéis de sonreír!!!

Reflexión del día: Si no te gusta lo que cosechas, analiza y cambia lo que siembras.

Botines: Zara

Pantalón: Zara

Chaqueta (la compré en una tienda en Santander)

Gorro (es un regalo)