¡¡¡Buenos días a todos!!! ¡¡¡Ya estamos a viernes!!! ¿Qué tal ha ido la semana? La mía a tope, sin parar, pero muy contenta con todos los proyectos que tengo por delante, tengo unas ganas locas de contaros TODO, pero “todo” a su debido tiempo.

Hoy os voy a hablar de uno de mis tés preferidos, el TÉ BANCHA. En la dieta macrobiótica se utiliza mucho. Tiene un aroma y sabor más intenso que los demás.

¡¡¡Mirad la cantidad de propiedades que tiene!!!:

  • Es rico en minerales. Tiene calcio, flúor y magnesio. Es ideal para refrescar el aliento y proteger la dentadura.
  • No contiene demasiados alcaloides. No es necesario moderar su consumo como ocurre con otros tés.
  • Fijaos, incluso algunas  personas lo usan para conciliar el sueño y dormir mejor. También sirve para reducir el nerviosismo y el estrés.
  • Hay quien lo bebe como remedio natural para paliar la obesidad.
  • Es remineralizante. El té bancha restaura los electrolitos y la concentración de minerales en caso de tener una carencia nutricional.
  • Antioxidante. Contiene catequinas y vitaminas.
  • Reduce la retención de líquidos. El té bancha tiene un buen efecto diurético que, además, contribuye a la pérdida de peso.

¿Cómo se prepara el té bancha? Como cualquier otra infusión: Se pone a hervir agua, se vierte sobre una taza y se añade el té bancha, una cucharada o una bolsita. Se tapa la taza y se espera 5-7 minutos para que infusione la bebida. Y luego se puede agregar miel o leche.

¿Dónde lo podéis adquirir? En cualquier herbolario…

¡Espero que os haya gustado! Y ahora a por el viernes, ¡¡¡¡feliz fin de semana a todos y no os olvidéis de sonreír!!!

Reflexión del día: Alimenta tu fe y tus dudas morirán de hambre.

Os dejo el look de hoy, ¿qué os parece?

 

Falda: Zara

Botas: Alma en pena

Collares: Zara

Reloj: namdalay.com