Sane Food - Nutrición y Emoción

Por Elisabeth BerralMi Bio

Propósito de Año Nuevo: cuidarnos más y mejor

¡Feliz 2016! Ya tenemos aquí el nuevo año y con él, el primer post cargadito de energía positiva para todas. Y es que por esta vez, […]

¡Feliz 2016! Ya tenemos aquí el nuevo año y con él, el primer post cargadito de energía positiva para todas.

Y es que por esta vez, más que sobre nutrición, voy a centrarme en una actitud que sería genial que nos acompañe durante los siguientes 366 días (Que esta vez , el año es bisiesto) : LA VOLUNTAD.

La voluntad es absolutamente necesaria para conseguir objetivos, y entre los distintos objetivos que hayamos podido fijarnos en este nuevo año, hay uno que debe ir entre los primeros de la lista: CUIDARNOS.

Suele ser bastante común que en enero los gimnasios hagan uno de sus mejores meses porque hay mucha gente que se propone empezar el año haciendo lo que no hizo durante el año anterior: empezar una dieta para recuperar la línea, dejar de fumar, apuntarse al gimnasio…pero yo me pregunto, ¿estamos siendo realistas?

Todas sabemos que a veces empezamos algo con mucho entusiasmo y al final nos cansamos dejando de hacerlo porque creemos que hemos perdido las ganas, aunque en realidad lo que se pierde es siempre la voluntad, y esto suele ser consecuencia de la falta de atención consciente de nuestra propia responsabilidad. No nos distraigamos, tenemos un propósito y solo depende de nosotras que lo consigamos o no.

Otro motivo puede ser que a veces nos fijamos objetivos surrealistas. Esta vez, mejor que seamos prácticas: Paso a paso y buena letra. La voluntad es el motor que impulsa no solo a iniciar un objetivo, sino también a continuarlo, y muchas veces las ganas desaparecen, pero la voluntad es la que nos da energía para seguir adelante. Se trata de la clave del éxito en cualquier situación.

Ya sabemos que es lo que conseguimos cuando tiramos la toalla y los resultados no nos gustan. Ahora falta ver qué es lo que se consigue si continuamos adelante, día sí y día también.

Por eso, si todavía no lo habéis hecho, os animo a que escribáis en una hoja en blanco una reflexión a cerca de vuestro 2015, sobre las metas que habéis conseguido y las que no, y en cuanto a las que no, buscad en qué momento se os escapó la voluntad, (una buena idea es subrayar estos momentos de vulnerabilidad y anotar qué emociones entraron en juego, así os será fácil identificarlas si vuelven a repetirse en otra ocasión, para que tengáis la oportunidad de reaccionar de otra manera), así como también es bueno que analicéis en qué habéis tenido éxito, y qué emociones os han movido a conseguir vuestros objetivos.

Quedaros con ellas, y escribirlas en mayúscula al inicio de una nueva hoja, y a continuación, podéis escribir el número 2016. Ellas serán vuestros amuletos.

Podrían ser PASIÓN, REALIZACIÓN, AMOR, ILUSIÓN, SUPERACIÓN… No lo sé, en realidad yo estoy hablando de las mías, seguro que las vuestras son razones tan poderosas como estas.

Leedlas un par de veces y empezad a escribir vuestros objetivos para este nuevo año. Cuando los tengáis, os recomiendo que acabéis escribiendo la palabra VOLUNTAD. Ella, será el sello de oro. Normalmente, escribo mi lista en un sitio donde pueda leerla a menudo, en mi caso es siempre en mi agenda, pero cada una que elija en qué lugar le será más fácil encontrar su lista para repasarla cuantas veces le convenga.

Cuando te das cuenta de que pasan los meses, y vas tachando objetivos, la satisfacción es enorme, y al final, entiendes que eres capaz de conseguir cualquier cosa que te propongas. Por eso, os animo para que este año os propongáis hacerlo todavía mejor y empecéis ya a cuidaros tanto a nivel físico, como psicológico y emocional, pero bajo una mágica base: LA CONSTANCIA.

VOLUNTAD + CONSTANCIA = ÉXITO SEGURO

Empezad con objetivos pequeños y una vez vayáis consiguiéndolos, podréis ampliar cuanto queráis la lista, pero si empezáis la casa por el tejado, seguramente tarde o temprano acabará cayendo por su propio peso.

¿Habéis cometido excesos durante estas fiestas? Pues tranquilas, las fiestas ya han terminado 😉 Como decía, cada día es una nueva oportunidad para empezar de 0, así que por ejemplo a partir mañana, podéis empezar a tomar cada día en ayunas un vasito con agua y el jugo de medio limón para empezar con una rutina saludable que vamos a incorporar a nuestro día a día como algo habitual, no como algo excepcional que requiere un gran esfuerzo, porque si lo enfocamos de esta manera, seguramente dejaremos de hacerlo. El enfoque ha de ser el siguiente: modificamos el estilo de vida, para tener hábitos saludables, no empezamos rutinas imposibles que tienen fecha de caducidad. De estas ya estamos aburridas.

Desde Sane Food nos encargaremos de daros ideas, de compartir nuestra VOLUNTAD y nuestro amor CONSTANTE por la SALUD, por la NUTRICION y por las EMOCIONES, para inspiraros y para acompañaros durante este 2016 y todo el tiempo que queráis en el camino hacia vuestras metas.

Que el 2016 sea un año más feliz que nunca, más sano y más lleno de emociones bonitas que ningún otro. A partir de ahora, más y mejor!

Un abrazo,

 

Elisabeth Berral

Fundación Mujeres Felices

Comentarios