Sane Food - Nutrición y Emoción

Por Elisabeth BerralMi Bio

¡Hora de proteger a nuestro organismo con un Detox Post Navidades!

¡ Ojalá fuesen Navidades 4 veces al año! No lo digo ni por los regalos ni por las comilonas, pero si porque son fechas en […]

¡ Ojalá fuesen Navidades 4 veces al año!

No lo digo ni por los regalos ni por las comilonas, pero si porque son fechas en las que, por lo general, aprovechamos para reunirnos con la familia, descansar, reflexionar sobre el año que dejamos atrás y motivarnos para recibir al nuevo año que entra. Es decir, las Navidades nos invitan al balance, la gratitud y las ganas de superarnos.

Ese es el sentido real de estas fiestas, y por supuesto, no el de comer como si se acabara el mundo. Pero como este último punto nos sigue costando aceptarlo, nos liamos la manta a la cabeza y asociamos las fiestas con los empachos. Mal….muy mal.

Esta vez no hice un post dando consejos sobre cómo pasar unas Navidades sanas porque ya lo hice el año pasado, y creo que todas conocemos el secreto, que es, no abusar con las cantidades, de los dulces, del alcohol y del pica pica.

Así que directamente me he decantado por facilitaros algunas pautas para realizar un Detox para el que no hace falta esperarnos al 2017. Nos quedan 5 días para la noche de fin de año en la que tal vez, se vuelvan a comer turrones y se vuelva a tomar algunas copas, pero nos sentará mucho mejor si aprovechamos estos días para hacer una pequeña limpieza de filtros y mimamos a nuestro querido organismo.

¿Por qué acabar el año con un montón de propósitos si podemos empezar a cumplir alguno antes de que acabe el 2016?  Ya sabéis lo que se dice, “ no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

Así que, estos son algunos consejos para depurar los excesos de estas fechas, empezando por la alimentación, siguiendo por la fitoterapia, la nutrición ortomolecular y la homeopatía:

·      No bebas nada de alcohol esta semana, ni bebidas edulcoradas ni gaseosas. Es decir, bebe solo agua.

·      Vegetarianiza tu dieta, al menos durante estos días. Evita la carne, el pescado, los lácteos y a poder ser también los huevos.

·      Elige alimentos integrales.

·      Cambia los cereales con gluten por cereales sin gluten. En lugar de comprar alimentos elaborados a base de harina de trigo, cómpralos de harina de trigo sarraceno, quinoa, arroz, amaranto, teff…

·      Incrementa tu consumo de fruta, zumos naturales y verdura: nos ayudará a limpiar, hidratarnos, incrementaremos el consumo de frutas y enzimas vegetales, además de tener propiedades diuréticas y antioxidantes.

·      2 frutas estrella: la piña y la papaya (ricas en enzimas probióticas que son antiinflamatorias y digestivas).

·      Si todavía no lo has hecho, aficiónate a las infusiones. Plantas como la alcachofa, el cardo mariano,  el desmodium, el boldo, la bardana, el té verde o el diente de león, son detoxificantes del organismo, en especial del hígado, y nos ayudarán a limpiar toxinas. Se pueden tomar en infusión , tintura madre o en extracto vegetal.

·      Como siempre, la cúrcuma es la especie que no puede faltar en nuestra lista, depura el hígado y lo protege (siempre junto a la pimienta negra).

·      Las algas son súper desintoxicantes, así que tanto la espirulina, el alga clorelha o el fucus, son tres opciones maravillosas para eliminar metales pesados y depurar la sangre. (Recordad que el consumo de suplementación a base de algas no es apto para personas con problemas de tiroides).

·      Como complementos de nutrición Ortomolecular, tenemos los aminoácidos azufrados , la L- Arginina, la L-Cisteína, la Taurina, L- Carnitina, entre otros, o minerales como el azufre, el zinc, el magnesio o el selenio. Las vitaminas del grupo B también cumplen con una función hepatoprotectora.

· Los probióticos y prebióticos son una excelente opción cuando aparecen trastornos intestinales debidos a desequilibrios en nuestra flora intestinal. Como norma general, se recomienda tomarlos por la noche, que es cuando nuestro organismo aprovecha para regenerarse.

Y por último, me gustaría mencionar a un gran as en la manga para despertar al hígado de su pereza y entumecimiento después de haber cometido excesos en general: la homeopatía.

Algunos remedios homeopáticos de acción hepática a modo de resumen:

·      Nux Vómica: es el principal medicamento de las comidas festivas, porque es el remedio de los excesos. Cuando se siente un gusto ácido o amargo  en la boca, con sueño después de las comidas, sensibilidad en la región hepática y aparece una capa blanquecina en la lengua. Los síntomas suelen empeorar con el consumo de alcohol, café y tabaco. Suele ser un medicamento que corresponde a los abusos precisamente de estos tóxicos.

·      Lycopodium: Otro gran remedio digestivo. Está indicado cuando hay dispepsia flatulenta después de las comidas e hinchazón. Se tolera mal la sensación de opresión en el vientre, como por ejemplo un cinturón. Puede sentir ardores, sus síntomas agravan por la tarde, entre las 16h y las 20h. La lateralidad de su sintomatología, es el lado derecho.

·      Chelidonium: cuando hay sabor amargo en la boca. La lengua presenta una capa amarillenta y aparece sensación pastosa en la boca. Estos síntomas se acompañan con migraña  encima de la órbita derecha del ojo. La orina tiene un color oscuro y se siente un dolor de espalda en el omoplato derecho.

·      Carduus Marianus: Trata la estasis de la vena porta. Esta vena asegura el retorno de sangre que viene del aparato digestivo, y su final se encuentra en el hígado. Las sensaciones son de plenitud, gusto amargo, cefalea, y resulta molesto descansar sobre el lado derecho.

·      Antimonium Crudum: es el remedio del glotón. Asociado a  náuseas, cefafela y vómitos. Es sensible a los vinos ácidos. Las cefaleas agravan con el calor y mejoran cuando se vomita. Si los excesos han sido numerosos  y repetitivos, el remedio estará indicado para las erupciones, así como para lengua blanca.

Todos estos consejos, siempre han de ir acompañados del asesoramiento de un experto ya que es importante recordar que lo natural no es sinónimo de inocuo, y la fitoterpia o la nutrición ortomolecular puede tener interacciones con algunos medicamentos o con algunas patologías, por eso es siempre mejor dejarse asesorar por un profesional de la salud que individualice tu caso y te aconseje.

En el caso de la homeopatía, también será necesario que tengamos la supervisión de un homeópata ya que existen varias diluciones con distintas acciones y es necesario repertorizar los síntomas que aparecen para dar con el remedio adecuado, pues todos los remedios cuentan con específicas patogenesias, modalidades, concomitancias, terrenos y tipo sensible.

Y para acabar este post navideño, vuelvo a insistir en que el deporte es clave no solo para estas fechas sino para todo el año. Recordad que esos quilitos de más, vienen dados por consumir más calorías de las que gastamos, por tanto si incrementamos el gasto energético, más quemaremos y menos acumularemos estas fiestas.

Espero que estos consejos os hayan sido de ayuda y os motiven un poquito para empezar vuestro detox, hoy mismo.

Os deseo una muy buena entrada de año y muchísima salud y amor para todas.

Un abrazo,

 

Elisabeth Berral

Fundación Mujeres Felices

 

Comentarios